LEYENDO

Biden califica a Putin como «criminal de guerra»

Biden califica a Putin como «criminal de guerra»

La indignación internacional sigue incrementándose por la invasión de Rusia a Ucrania. Este jueves, funcionarios estadounidenses y ucranianos han informado sobre la muerte de un grupo de civiles que esperaban para comprar pan en un comercio de Chernígov. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha calificado al líder ruso, Vladimir Putin, de criminal de guerra en comentarios que el Kremlin ha calificado como “imperdonables”, e insiste en que la guerra en Ucrania “va según lo planeado” en medio del compromiso de conversaciones de paz. Biden ha anunciado una ayuda militar adicional de 800 millones de dólares para Ucrania.

Sin embargo, Ucrania y Rusia han destacado un nuevo acercamiento para un compromiso de paz en el marco de la reanudación de las conversaciones tras tres semanas de un ataque ruso que hasta ahora no ha logrado derrocar al gobierno ucraniano. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha afirmado que las conversaciones son cada vez “más realistas”, mientras que el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergi Lavrov, ha manifestado que hay “alguna esperanza de compromiso”.

Tras tres semanas de invasión, las tropas rusas se han detenido a las puertas de Kiev, después de haber sufrido grandes pérdidas y no haber conseguido tomar ninguna de las ciudades más grandes de Ucrania en una guerra que, según funcionarios occidentales, Moscú pensaba que ganaría en pocos días.

Funcionarios ucranianos han expresado esta semana su esperanza de que la guerra pueda terminar antes de lo previsto, incluso en unas semanas, teniendo en cuenta que Moscú parece estar aceptando la falta de tropas “frescas” para seguir luchando. Las conversaciones reanudadas ayer miércoles por videoconferencia marcan tres días consecutivos de diálogo, la primera vez con duración de más de un día, lo que ambas partes han sugerido que significa que se encuentran en una fase más seria.

“Las reuniones continúan y, según me informan, las posiciones durante las negociaciones ya suenan más realistas. Pero aún se necesita tiempo para que las decisiones sean de interés para Ucrania”, ha declarado Zelenski.Esta semana, Zelenski había insinuado una posible vía para el compromiso, sugiriendo que Ucrania estaría dispuesta a aceptar garantías de seguridad internacional, aunque no lograra su antigua esperanza de admisión en la alianza de la OTAN. Mantener a Ucrania fuera de la OTAN fue durante mucho tiempo una de las principales demandas de Rusia, en los meses previos a que lanzara lo que llama una «operación especial» para desarmar y «desnazificar» a Ucrania.

El Kremlin ha señalado que las partes se encuentran en conversaciones para “asignar” a Ucrania un estatus de neutralidad similar al de Austria o Suecia, miembros de la Unión Europea pero que están fuera de la alianza militar de la OTAN. «Las negociaciones no son fáciles por razones obvias», ha dicho Lavrov a medios de comunicación. «Pero, no obstante, hay alguna esperanza de llegar a un compromiso. Ahora se está discutiendo seriamente un estatus de neutralidad de Ucrania junto, por supuesto, con las garantías de seguridad», ha añadido Lavrov. «Hay formulaciones absolutamente específicas que, en mi opinión, están cerca de un acuerdo».

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha manifestado que se está estudiando la posibilidad de un compromiso con una Ucrania desmilitarizada con su propio ejército: «Esta es una variante que se está discutiendo actualmente y que realmente podría verse como un compromiso».

Rusia continúa negando las acusaciones occidentales de las pretensiones rusas de influir en Ucrania y afirma que su principal deseo sigue siendo que Kiev sea neutral, un estado “tapón” y fuera de la OTAN. Algunos expertos apuntan al hecho de que Ucrania permanezca neutral y fuera de la alianza podría ser beneficioso para la seguridad nacional.

Mientras, Ucrania señala que sus exigencias pasan porque la seguridad esté garantizada por fuerzas internacionales y de momento ha rechazado las propuestas impulsadas por Rusia sobre su estatus neutral: “Ucrania se encuentra en estos momentos en una situación de guerra directa con Rusia. Como resultado, el modelo “solo puede ser ‘ucraniano” y solo con garantías de seguridad verificadas legalmente”, señala su principal negociador, Mikhailo Podolyak, en comentarios publicados por la oficina de Zelenski.

Podlolyak, tuiteó antes de la reanudación de las conversaciones que las contraofensivas militares ucranianas habían «cambiado radicalmente las disposiciones de las partes». En una evaluación de inteligencia publicada esta semana, Gran Bretaña ha informado que las fuerzas rusas se encuentran atrapadas en las carreteras, luchando para hacer frente al terreno ucraniano y sufriendo por no poder controlar el aire: «Las tácticas de las Fuerzas Armadas de Ucrania han explotado hábilmente la falta de maniobra de Rusia, frustrando el avance ruso e infligiendo grandes pérdidas a las fuerzas invasoras» señala el informe de inteligencia.

Lo que se ha convertido ya en la mayor invasión de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, ha destruido varias ciudades ucranianas y ha obligado a huir a otros países a más de 3 millones de ucranianos. Las calles Kiev se han visto prácticamente vacías estos últimos días después de que las autoridades impusieran el toque de queda durante la noche. Varios edificios en una zona residencial han sufrido graves daños después de que lo que parecía ser un misil ruso fuera derribado ayer, han señalado residentes y trabajadores de emergencia.

No ha habido información inmediata sobre las víctimas, mientras un equipo de rescate especializado buscara signos de vida entre los escombros. Las calles aledañas acabaron cubiertas con vidrios rotos de cientos de ventanas destrozadas en un área amplia. Lo que parece ser un motor del misil yace retorcido al borde de la carretera.

Aún así, las fuerzas ucranianas continúan resistiendo el asalto de un ejército mucho más grande. Zelenski ha informado que las tropas ucranianas han acabado con un general ruso, que sería el cuarto en caer, en los últimos combates durante el asalto a Mariúpol: «Los ocupantes no han tenido éxito hoy, aunque han arrojado a miles de su gente a la batalla, en el norte, en el este, en el sur de nuestro estado. El enemigo ha perdido equipo, cientos de soldados más. Muchos reclutas rusos muertos y docenas de oficiales».

Ucrania ha manifestado que unas 20.000 personas han logrado escapar del puerto asediado de Mariúpol en automóviles privados, pero cientos de miles siguen atrapadas bajo bombardeos implacables, muchas sin calefacción, electricidad o agua corriente.

La viceprimera ministra, Iryna Vereshchuk, ha señalado que no está claro si el corredor humanitario hacia la ciudad se abriría esta semana, y que 400 empleados y pacientes son en estos momentos rehenes en un hospital que las fuerzas rusas han capturado en Mariúpol esta misma semana.

Los primeros ministros de Polonia, la República Checa y Eslovenia se han reunido con Zelenski en la capital ucraniana en lo que es la primera visita de este tipo desde que comenzó la guerra, un símbolo del éxito de la administración ucraniana hasta ahora en resistir el ataque ruso.

Zelenski se dirigió ayer al Congreso de los Estados Unidos después de haber hecho apariciones similares en los parlamentos de toda Europa. La Casa Blanca ha informado que Biden, realizará su primera visita a Europa desde la invasión la próxima semana para discutir sobre crisis con los aliados de la OTAN.

El conflicto ha provocado un importante aislamiento económico a Rusia y el coste económico ha quedado completamente expuesto, cuando su gobierno afectado por las sanciones se tambalea al borde de su primer incumplimiento de la deuda internacional desde la revolución bolchevique. Moscú debe pagar 117 millones de dólares en intereses sobre dos bonos soberanos en dólares que había vendido en 2013, pero se encuentra en los límites para realizar dichos pagos y ya ha hablado de la posibilidad de pagar en rublos, lo que significaría un incumplimiento de la deuda.


Analista especializado en el entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS