LEYENDO

“Ante una posible DUI, las fuerzas de seguri...

“Ante una posible DUI, las fuerzas de seguridad seguirán velando por el cumplimiento de la legalidad”

El desafío independentista en Cataluña ha llevado a una serie de incumplimientos legales, posteriormente el rey Felipe VI se dirigió a toda la nación para manifestar la “extrema gravedad” que se está padeciendo, así como señaló la “deslealtad inadmisible” de los soberanistas. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido a Carles Puigdemont, el presidente catalán, que suprima su proyecto de declaración de independencia para “evitar males mayores”. La posible aplicación del artículo 155 de la Carta Magna requeriría en el actual momento de un trámite parlamentario previo en que el Senado juega un papel importante. En estos momentos, también se tiene en cuenta la función de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, contemplada y regulada normativamente. En este contexto, el doctor en Derecho y profesor de Derecho Constitucional, Gerardo Pérez Sánchez, explica algunos aspectos de esta crucial coyuntura.

  • En la compleja situación actual en Cataluña, ¿debe el Gobierno aplicar el artículo 155 de la Constitución? 

En mi opinión, ya es tarde para soluciones que resuelvan de forma eficaz el problema. Se ha perdido mucho tiempo mirando para otro lado sin abordar el problema, el cual se ha agrandado. Ahora mismo, no creo que exista posibilidad de terminar con esta cuestión sin severos efectos secundarios o secuelas importantes. En ese sentido el 155 de la Constitución, aplicado ahora, no será una solución mágica que haga desaparecer el problema (ninguno de los dos, ni el problema jurídico ni el político). Sin embargo, algo hay que hacer.

“El artículo 155 de la Constitución es una opción. Quizá sea la menos mala en estos momentos. Evidentemente, cuanto más respaldo tenga esa decisión, mejor.”


 Constitución
Título VIII. De la Organización Territorial del Estado
Capítulo tercero. De las Comunidades Autónomas
Artículo 155
  1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

  2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.


  • Ante una posible declaración unilateral de independencia (DUI), ¿Qué debemos esperar de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado?
El experto constitucionalista, durante una charla.

El experto constitucionalista, durante una charla.

Lo mismo que antes de esa hipotética declaración, las funciones de los dispositivos de seguridad no cambian. Que sean un cuerpo que vele por el cumplimiento de la legalidad, por el respeto de las resoluciones judiciales y que eviten, dentro de sus posibilidades, la comisión de delitos, aplicando en cada momento la proporcionalidad necesaria para el cumplimiento de esos fines legítimos. Antes y después de Declaración Unilateral de Independencia tendrán las mismas funciones. Evidentemente, ante una proclamación tan manifiestamente ilegal deberán, bajo las órdenes de la autoridad judicial o de la fiscalía, proceder cumplir las órdenes que reciban para perseguir, detener o investigar ese hecho. El pasado domingo, por la ineptitud y la irresponsabilidad de muchos han tenido ellos que dar la cara.

“Evidentemente, ante una proclamación tan manifiestamente ilegal deberán, bajo las órdenes de la autoridad judicial o de la fiscalía, proceder a cumplir las órdenes que reciban para perseguir, detener o investigar ese hecho.”

  • ¿Cómo ve usted este conflicto? ¿En qué situación final nos podemos encontrar?

Lo veo mal y soy pesimista. A la incapacidad de algunos líderes políticos, se suma la deriva delictiva de otros dirigentes y, a todo lo anterior, se añade un comportamiento por parte de la sociedad bastante decepcionante.

La gente no reflexiona, analiza y tiene un criterio racional. Por el contrario, veo cada vez más actitudes nacidas de arrebatos incontrolados y de una ceguera mental lamentable. Aquí la gente se moviliza ante el que más grita, el que más solivianta. Y me temo que si hay elecciones, una gran masa seguirá apostando por los mismos que nos han llevado hasta este precipicio. Tenemos a una sociedad que conscientemente pone a pirómanos a apagar el fuego.

“Veo cada vez más actitudes nacidas de arrebatos incontrolados y de una ceguera mental lamentable. Aquí la gente se moviliza ante el que más grita, el que más solivianta.”


ARTÍCULOS RELACIONADOS