LEYENDO

EE.UU. se desmarca de la operación turca contra lo...

EE.UU. se desmarca de la operación turca contra los kurdos

Estados Unidos ha manifestado su intención de hacerse a un lado ante la próxima intervención turca en oposición a las fuerzas kurdas dentro del estado sirio, fuerzas  que han sido hasta el momento un aliado clave de Estados Unidos y que ante este abandono han condenado la retirada de las tropas estadounidenses del noreste de Siria culpándolos de abandonar a los soldados kurdos.

El ejército kurdo desempeñó un significativo papel en la derrota del Estado Islámico (ISIS), no obstante son considerados como un grupo terrorista por el país turco.

Debemos recordar que en enero de este mismo año el presidente Donald Trump amenazó a Turquía con “devastarla económicamente” si arremetía contra la milicia turca, sin embargo el comunicado que emitió el pasado domingo la Casa Blanca no hace ninguna alusión a los combatientes kurdos.

La Casa Blanca

Según la Casa Blanca “Turquía pronto avanzará con la operación que desde hace tiempo tiene para el norte de Siria”, además “Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos no apoyarán ni participarán en la operación, y las fuerzas de los Estados Unidos, después de haber derrotado al ‘Califato’ territorial del Estado Islámico, ya no estarán en el área inmediata”. Igualmente también señaló que sería Turquía quien se responsabilizaría de los soldados del Estado Islámico apresados por la milicia kurda durante los últimos años.

En este sentido, repartidos en campamentos kurdos, se hallan más de 12.000 hombres sospechosos de ser miembros del Estado Islámico y se estima que al menos 4.000 son de origen extranjero.

Por otra parte, el presidente Trump parece actuar en contra de las recomendaciones dadas por el Pentágono y el departamento de estado lo que supone un cambio relevante en la política estadounidense.

De esta manera podríamos presenciar un nuevo mapa de alianzas donde los kurdos se verían forzados a buscar un acuerdo con el gobierno de Assad, y el caos podría favorecer un renacimiento del Estado Islámico. Además, esta retirada de las tropas estadounidenses de la zona fronteriza también se podría traducir en una posible retirada total de las tropas de Siria.

¿Cuál  ha sido la respuesta kurda?

Los kurdos, que actualmente se han establecido en el territorio que hasta hace poco se encontraba en el poder del Estado Islámico en el noreste de Siria liderando las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), se han manifestado en contra de la retirada de las fuerzas estadounidenses de las zonas fronterizas culpándolos de “no cumplir con sus responsabilidades”. El grupo también ha tildado la operación turca como “mecanismo de muerte” que puede “convertir el área en una zona de guerra permanente”. Además la televisión kurda del norte de Irak ha informado sobre la alerta que ha dado las SDF a algunas de sus unidades a causa de una movilización del ejército turco.

¿Qué pasa con Turquía?

Desde el entorno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, se informó que este y el presidente Trump habían mantenido una conversación telefónica en la que se puso sobre la mesa la posibilidad, por parte de Turquía, de establecer una zona segura en el noreste de Siria.

Erdogan expresó la necesidad de combatir a los “terroristas” y su deseo de establecer unas “condiciones necesarias para el regreso de los refugiados sirios a su país natal. Turquía, que acoge a más de 3,6 millones de sirios huidos de la guerra civil que dio inicio en 2011, se propone trasladar hasta 2 millones de refugiados a la zona.

En esta línea, Turquía considera a la milicia kurda UPP (Unidades de Protección Popular), la fuerza dominante en la alianza SDF, como una prolongación del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha combatido por la independencia kurda en Turquía durante tres décadas.

Además, durante su conversación con Trump, el presidente Erdogan también manifestó su “frustración por el fracaso de la burocracia militar y de seguridad de Estados Unidos” a la hora de poner en funcionamiento el acuerdo alcanzado y relativo a las formas en que se debe abordar la situación en la zona de conflicto. Igualmente, el sábado advirtió sobre la posibilidad de que las fuerzas turcas lanzaran una ofensiva transfronteriza próximamente.

La operación turca

Con respecto a la operación turca, cabe preguntarse si se puede calificar la acción como invasión o incursión. La información inicial parece señalar una incursión limitada de Turquía a lo largo de un intervalo de 60 millas (100 km) entre las ciudades de Tal Abyad y Ras al-Ain.

Dicho intervalo cuenta con una población muy escasa y esencialmente árabe, donde las tropas estadounidenses se han retirado de cuatro emplazamientos fronterizos aunque no han abandonado otras ubicaciones localizadas al este y al oeste.

Al margen de ello, las otras grandes ciudades kurdas a lo largo de la frontera (Kobane y Qamishli) así como otros pueblos se mantienen tranquilos y no se ha llamado a la evacuación de dichas zonas.

Por otra parte, las cárceles en las que se encuentran los combatientes del Estado Islámico  están bajo el control kurdo y se encuentran ubicadas más al sur en caso de que el ejército turco se ciñera a un asalto limitado. A pesar de ello, tanto las fuerzas especiales británicas como las estadounidenses han organizado diversas operaciones para una retirada parcial o total del área por si la situación se desbordase.


Analista de inteligencia. Especializado en análisis del entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS