LEYENDO

Facebook investiga cientos de perfiles falsos favo...

Facebook investiga cientos de perfiles falsos favorables al Gobierno

Facebook investiga en estos momentos cientos de perfiles falsos que interactuaban favorablemente con las publicaciones de la cuenta del Ministerio de Sanidad en la citada red social. Los hechos salieron a la luz después de que comenzaran a circular diferentes videos, publicados por los propios usuarios, en los que denunciaban las interacciones de cuentas “sospechosas” favorables a publicaciones específicas en dicha cuenta.

Tweet publicado en la cuenta del Ministerio de Sanidad /@sanidadgob

Desde el Ejecutivo han denunciado que su cuenta oficial ha sido “víctima de una actividad fraudulenta” por parte de cuentas falsas que “generan interacciones masivas” y han anunciado que Facebok ya se encuentra investigando los hechos. La propia multinacional ha confirmado que efectivamente se ha abierto una investigación con el fin de aclarar lo sucedido.

La controversia está servida en un momento en que la polémica en torno a las “fake news” y la desinformación en medios, se encuentra en pleno apogeo. Desde hace semanas esta cuestión se ha situado en el foco de debate político y los cruces de acusaciones entre las diferentes formaciones políticas no han hecho más que multiplicarse. El goteo de supuestos casos desinformación amenaza con convertirse en un autentico torrente de informaciones falsas que ya ha desatado la “guerra en las redes sociales” entre los partidarios de los diferentes bandos virtuales.

Algunos de los supuestos perfiles falsos detectados/Facebook

En esta ocasión, el escándalo estallado tras la difusión de varios videos en redes sociales donde los usuarios mostrarían como centenares de perfiles falsos estarían interactuando positivamente, dando “likes”, “me divierte” o “me sorprende” a una publicación del ministerio de Sanidad en Facebook. Casi 50.000 interacciones apoyando una intervención de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, en la que explicaba datos evolución de la pandemia. Hechas en su mayoría por chicas jóvenes, con nombres marcadamente extranjeros como Reese, Maggie, Ashlynn, Kaya o Emilie, sin amigos u otras publicaciones en sus perfiles y con cuentas creadas apenas unos días previos o el mismo día, despertaron las sospechas de los usuarios que no tardaron en acusar al Gobierno de hacer uso de este tipo de artificios para mejorar su imagen.

Estadísticas que ofrece la herramienta Phlanx para analizar Instagram/Phlanx.com

Analizándolo un poco más en profundidad, se trata de cinco publicaciones que habrían mostrado una actividad sospechosa. En todos los casos, son vídeos con interacciones que se sitúan hasta diez veces por encima de la media habitual en este tipo de productos que lanza el ministerio. El uso de diferentes herramientas de análisis de redes ha ofrecido información adicional en relación con estas publicaciones y con cuentas del ministerio en otras redes sociales. En primer lugar, tal y como apuntan los propios usuarios, la hipertrofia de las publicaciones podría obedecer al pago por parte del administrador para que los productos alcanzasen a un mayor volumen de audiencias, hecho que podría confirmar la propia plataforma una vez finalice su investigación, aunque en ningún caso está obligada a hacer esto último. Por otra parte los usuarios también han denunciado que en el caso de otras redes, como Instagram, solamente el 38% de los seguidores de la cuenta del ministerio sería real y se localizarían principalmente en Perú, Croacia o EE.UU.

Más allá de lo anteriormente expuesto, por el momento no se cuenta con ningún otro indicio que señale al Gobierno como responsable de los hechos. Tal y como apuntan otros usuarios, podría tratarse incluso de una maniobra ejecutada por un tercero con el fin de desprestigiar al Gobierno, sin embargo por el momento tampoco existen pruebas en este sentido.

Interfaz donde se muestra la posibilidad de comprar seguidores, retweets y votos/creapublicidadonline

En caso de ser cierta, la maniobra habría sido burda y poco efectiva teniendo en cuenta que generar una red de bots o perfiles falsos es relativamente sencillo, y ni tan si quiera es preciso ser el administrador de la web para hacer que estas cuentas falsas interactúen con las publicaciones deseadas dentro de la plataforma en cuestión. Unos perfiles poco elaborados y tan fáciles de desmontar constituyen otro factor a tener en cuenta pero que puede ser empleado para defender ambos argumentarios.

Una búsqueda rápida revela que es posible hacerse con este tipo de perfiles, bots y otros potenciadores a muy bajo precio. Son muchas las empresas que ofertan este tipo de servicios en la red, donde podríamos comprar likes desde 0,001 euros. Teniendo en cuenta esto, cualquier estrategia dirigida a lograr apoyos e influir en la opinión pública podría conseguir una mayor repercusión a un coste relativamente bajo, por lo que las cifras en este caso se antojan pobres.

Uno de los perfiles que enlazaba a conocer a la supuesta propietaria/tumblr

Otra teoría podría ser que tratásemos con “granjas de bots” de reciente creación que habrían interactuado con dichas publicaciones atraídos por el hashtag #coronavirus, dando “likes” para hacerse pasar por humanos y evitar así ser detectados por la plataforma, con el fin último de difundir algún tipo de malware o dedicarse a la sextorsión. Al parecer algunos de estos perfiles enlazaban con invitaciones para conocer a las supuestas propietarias de las cuentas.

En las últimas horas algunos de estos perfiles falsos han desaparecido. Esto podría deberse a las medidas adoptadas por la propia plataforma en el marco de su investigación, o al bloqueo del que puede hacer uso el propio administrador de la cuenta, en este caso del ministerio de Sanidad.

A la vista de la recientes declaraciones del general de la Guardia Civil, José Manuel Santiego, en las que aseguraba que desde el Instituto Armado se está trabajando para “minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”, o bien tras las acusaciones contra el Gobierno por el supuesto control de la información que se envía a través de WhatsApp, la polémica parece estar servida en todo lo relacionado con esta materia. No es de extrañar teniendo en cuenta que en este contexto tratamos con diferentes derechos fundamentales que podrían estar siendo vulnerados en caso de que se demostrasen efectivamente tales acusaciones.

Más allá del debate que todavía bulle en redes sociales y de las críticas vertidas por los distintos representantes de la oposición, el Ejecutivo tendrá que responder, a petición del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, a una batería de preguntas acerca de esta cuestión.  La oposición busca dirimir si el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez habría sido responsable de una supuesta campaña para “dopar” sus perfiles en redes, bien por cuenta propia o recurriendo a servicios de terceros contratados a tal fin.

 


Analista de inteligencia. Especializado en análisis del entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS