LEYENDO

Hoy se escuchará en la Audiencia la grabación de l...

Hoy se escuchará en la Audiencia la grabación de la conversación que reveló el chivatazo del bar Faisán

Redacción.

Hoy se celebra en la Audiencia Nacional la cuarta jornada del juicio por el Caso Faisán, día clave en el que se escuchará la conversación pinchada por la Policía entre el supuesto miembro de ETA y propietario del bar Faisán, Joseba Elosua con su yerno, y en la que Elosua relata la llamada del chivatazo que hizo fracasar la operación contra la banda que se llevaba a cabo en 2006.

La grabación de la conversación que se escuchará al iniciarse la jornada, fue obtenida mediante una baliza que Joseba Elosua tenía instalada en su coche. En la conversación Elosua contaba a su cuñado, Carmelo Luquin, que alguien le había llamado para avisarle de que José Antonio Cau Aldanur, presunto recaudador de ETA, iba a ser detenido.

Presuntamente, el que se encontraba al otro lado de la línea, avisando a Elosua de la operación policial que se llevaría a cabo era, precisamente, el entonces jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies. El entonces jefe de la Policía se encuentra acusado en el juicio junto con el exinspector de Álava José María Ballesteros.

Ambos están acusados de los delitos de revelación de secretos y colaboración con ETA, delitos por los que la Fiscalía podría pedir entre 1 y 5 años de cárcel, mientras que la acusación popular podría solicitar hasta 10 años de prisión.

Niegan los hechos que se les imputan
El juicio, que comenzó el lunes, se inició con el interrogatorio de ambos acusados, que negaron su participación en los hechos delictivos que se les imputan.

El martes decaró como testigo el dueño del bar, Joseba Elosua,  y afirmó que el soplo le pareció «una tomadura de pelo y que seguramente provenía de un policía«.

A lo largo de la jornada también se procederá la visionado de la cinta de vigilancia del bar que realizó el equipo investigador, y que según han acreditado los peritos de la Guardia Civil, presenta dos cortes; de dos minutos y 46 segundos y de 15 segundos respectivamente. También han afirmado que en el momento en que Fiscalía y las diligencias policiales sitúan el chivatazo (entre las 11:20 y 11:50 de la mañana), no hay cortes ni manipulaciones en la cinta.