LEYENDO

Israel y Palestina al borde de una guerra a gran e...

Israel y Palestina al borde de una guerra a gran escala

Las semanas de tensiones entre manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes de Jerusalén Este,  han desembocado en una de los peores enfrentamientos de los últimos años entre Israel y Palestina. El largo conflicto entre las dos partes se ha dejado ver una vez más para agravarse, convirtiéndose en una herida abierta en el corazón de Oriente Medio donde los ataques aéreos y la muerte forman parte de su vida cotidiana.

Ataque aéreo israelí sobre la torre Hanadi/AFP

Los ataques aéreos se intensificaron el martes por la noche y la Torre Hanadi en Gaza, un edificio de 12 pisos ocupado por los altos mandos de Hamas, fue derribada por un bombardeo israelí, mientras que los militantes en Gaza respondieron disparando más de 130 cohetes contra la ciudad de Tel Aviv. El  número de víctimas que ha dejado la escalada hasta el momento es de al menos 35 y se habla de 203 heridos solamente en Gaza. En Israel 5 personas han perdido la vida y 100 han resultaron heridas.

El conflicto comenzó el viernes cuando se produjeron nuevos enfrentamientos entre palestinos y la policía israelí cerca de la mezquita de Al-Aqsa, donde más de 200 palestinos y 17 policías resultaron heridos. El complejo de la mezquita de Jerusalén, núcleo constante de enfrentamientos, es un lugar sagrado tanto para judíos como para musulmanes pero esto no ha evitado que se convirtiera en el epicentro de un desastre que amenaza con elevar las tensiones hasta niveles alarmantes.

Mientras, la comunidad internacional insta a ambas partes a poner fin a la escalada. Tor Wennesland, enviado de paz de la ONU en Oriente Medio, advirtió que palestinos e israelíes se encaminan  “hacia una guerra a gran escala”.  Tanto la ONU como la Unión Europea, Rusia y Estados Unidos han manifestado su “profunda preocupación” por la espiral de violencia. Mientras tanto, la vecina Jordania, en un comunicado del gobierno, ha condenado las acciones llevadas a cabo por las fuerzas especiales y la policía israelíes, refiriéndose a la violencia hacia la mezquita y sus fieles como “barbarie”.

Manifestantes palestinos chocan con las tropas israelíes en la ciudad de Hebrón/EPA

Entre otros acontecimientos que tuvieron lugar el sábado, el ejército de Israel informó de un cohete lanzado por militantes de Hamas desde la Franja de Gaza hacia Israel. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) tuitearon “En respuesta, nuestro avión acaba de atacar un puesto militar de Hamas en el sur de Gaza”.

A raíz de los enfrentamientos, Israel ha declarado un estado de emergencia en la ciudad de Lod, cerca de Tel Aviv, conforme se han ido intensificando los conflictos entre israelíes y palestinos. Las protestas de los árabes israelíes estallaron en la ciudad y han acabado convirtiéndose en disturbios a gran escala, con manifestantes arrojando piedras a la policía que han respondido con granadas paralizantes.

Según la policía, la situación en la ciudad de Lod se ha vuelto insostenible y el miércoles por la mañana un padre de 52 años y su hija de 16 fallecieron cuando un cohete lanzado desde Gaza alcanzó su vehículo. Medios israelíes advirtieron sobre incendios en sinagogas y negocios mientras que las agencia de noticias nacionales comunicaban la existencia de testimonios de haber visto a judíos atacando el vehículo de un residente árabe.

Funeral de una de las víctimas del conflicto/Reuters

A la vista de los enfrentamientos el alcalde de Lod, Yair Revivo declaró “todo Israel debería saber que se trata de una pérdida total de control”. Como consecuencia de los enfrentamientos entre el ejército israelí y los palestinos militantes en Gaza los disturbios entre la minoría árabe dentro de Israel no se han hecho esperar, provocando protestas y  revueltas en otras ciudades como Jerusalén Este y Cisjordania, que cuentan con un importante volumen de población árabe israelí.

Las hostilidades no han cesado y los ataques entre palestinos e israelíes han continuado este miércoles. Entre los objetivos atacados por Israel se encuentran casas, oficinas y edificios ocupadas por líderes militantes palestinos en Gaza. A su vez los palestinos han continuado sus bombardeos contra Israel, atacando sus ciudades objetivo, Tel Aviv, Beerseba, Modi’in y Ascalón.

Sistema de defensa antimisiles de Israel, Iron Dome/ Reuters

Benny Gantz, ministro de defensa de Israel declaró que los ataques israelíes han sido “solamente el comienzo” y que “las organizaciones terroristas han sido duramente golpeadas y seguirán siendo atacadas por su decisión de atacar Israel”. “Devolveremos la paz y la tranquilidad a largo plazo” dijo.

Por su parte, el líder de Hamas, Ismail Haniyeh manifestó que el grupo se encuentra “preparado” para reaccionar en caso de que Israel opte por continuar la lucha: “si Israel quiere continuar con la escalada estamos preparados para ello y si quiere detenerse también lo estamos” y añadió “hay un nuevo equilibrio de fuerzas”.

Con todo esto en mente, solo podemos esperar más violencia. El hecho de que el conflicto desaparezca de manera intermitente para dejar sitio en las portadas de los periódicos internacionales en los últimos años no significa que la solución esté más cerca. El conflicto sigue ahí, junto con el resentimiento y el odio engendrado durante décadas.


Analista especializado en el entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS