LEYENDO

Manual de Inteligencia y Contrainteligencia, una i...

Manual de Inteligencia y Contrainteligencia, una introducción imprescindible

Por César Pintado.

Tras la publicación del primer Manual de Inteligencia y Contrainteligencia, analizamos esta novedosa obra y su interés para los seguidores del Observatorio.

La primera sorpresa es que un profesional de la inteligencia española se atreva con una obra didáctica, cuando lo corriente es la biografía o la historiografía. La segunda es la moderada extensión del trabajo, unas 230 páginas con tapa flexible y una portada evocadora de la faceta más glamurosa del trabajo de inteligencia.

Tras un fin de semana de intensa lectura he encontrado un documento extraordinariamente ameno, redactado con claridad, orden e ilustrado con casos reales y experiencias propias. Lejos de querer impresionar con relatos espectaculares o una exposición técnica hipertrofiada, Francisco Jiménez va a la base de las ideas preconcebidas de la labor de inteligencia fomentadas por el cine y la literatura de ficción. De ahí va construyendo una nueva concepción con un lenguaje llano y directo, aunque no desprovisto de emoción al reivindicar la imagen del agente y distinguirlo de otros profesionales.

Queda claro que no es un libro para profesionales de la inteligencia, salvo como material didáctico de nivel básico. Es un libro indispensable para profanos que quieren aproximarse al mundo de la inteligencia como periodistas, militares, escritores, legisladores y público en general. No puede uno menos que pensar lo bien que le vendría su lectura a muchos creadores de opinión que airean sus reflexiones ex catedra en los medios.

Otra característica que le diferencia es la exposición clara y razonada sobre cuáles han sido y son los mejores servicios de inteligencia. Desde el extinto HVA de la Alemania Oriental hasta el legendario Mossad, el libro analiza las cualidades que deben adornar a un analista o a un agente y las capacidades que debe reunir un servicio. Incide asimismo en las realidades de los servicios que la ficción suele pasar por alto: la instrumentación política, la lealtad del agente o los desafíos intelectuales del analista por citar algunos.

Más allá de una aguda y sensible reflexión, el libro también entra en aspectos prosaicos, pero esenciales del trabajo de inteligencia, como la redacción de informes o la sistematización de la información. Llega a especificar el formato de productos concretos de inteligencia, evidenciando que no deja de ser otra rama de la Administración que genera una necesaria, aunque peligrosa, burocracia.

También se aprecia un frecuente uso de diagramas, algunos de cierta complejidad, pero que a diferencia de los usados en otras obras, ayudan a asimilar procesos. Al mismo tiempo, los ejemplos históricos ilustran los argumentos expuestos y amenizan la lectura sin engrosar demasiado el volumen.

Otro aspecto interesante es la manera en que queda expuesto el papel de los servicios ante las nuevas amenazas como el terrorismo, la subversión y el crimen organizado, o las carencias de muchos servicios ante las mismas. También es de agradecer la aclaración de esa marmita conceptual que tanto mina la correcta percepción de ese mundo: siglas, expresiones y términos de significado relativo han acabado creando en los ciudadanos un lenguaje erróneo en que no se distingue al agente del compilador, o la información de la inteligencia.

Por el contrario, en el apartado del Debe, es posible que algunas fotos hubiesen ayudado a ilustrar la exposición de algunos aspectos. Aunque la calidad del libro lo justifique, puede que el precio (24€) sea un poco alto y su envío al extranjero lo hace casi prohibitivo (47€). La crisis ha obligado a autores y editores a reajustar sus expectativas y a buscar otros medios como la edición en formato electrónico, la publicación sobre demanda o las ediciones de bolsillo. Por mor de una mayor difusión sería recomendable alguna de esas soluciones, especialmente la edición electrónica.

Dicho todo lo anterior, es de recibo decir que el Manual de Inteligencia y Contrainteligencia constituye una obra de obligada lectura para aquellos que tienen que tratar, aún tangencialmente, ese mundo sin haber recibido una formación específica.

Nota: Para comprar el Manual de Inteligencia y Contra Inteligencia de Francisco Jiménez Moyano, pulse aquí: http://tactical.cisde.es/index.php?id_product=1&controller=product&id_lang=4


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  1. ATILA

    10 noviembre 2012

    ¿Que es caro? No me lo parece…

    El tema (y para los que nos va la vida en ello; en realidad… todos) es tan importante, que el libro merece leerse.

    Máxime cuando lo ha escrito quien lo ha escrito…