LEYENDO

El potencial peligro de los Comités de Defensa de ...

El potencial peligro de los Comités de Defensa de la República (CDR), las milicias populares de la CUP

Los CDR del Procés.

Los Comités para la Defensa del Referéndum (CDR) se crearon en Cataluña en julio del 2017, antes del simulacro de referéndum del 1 de octubre. Después de éste, pasaron a llamarse Comités de Defensa de la República, a imagen y semejanza de los Comités de Defensa de la Revolución Cubana. Se les ha identificado con las juventudes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y con la CUP, a través de sus escisiones Arrán y Endavant, ésta última, la más extrema, se señala como su principal promotor.

Su misión: Controlar toda movilización en las calles y presionar para reivindicar la República Catalana.

Imagen del CDR de Sarriá.Su espejo, los CDR cubanos (introducidos y entrenados por la STASI alemana), son la unidad máxima de represión, un grupo de vecinos con la misión de vigilarse entre ellos e informar a la policía política sobre cualquier detalle de la vida privada de sus conciudadanos. Quiénes viven, entran y salen de una casa, qué creencias religiosas mantienen, qué cartas reciben, de quién y de dónde, cómo se expresan con relación a la revolución y sus líderes, si poseen familiares desafectos o exiliados, cuáles son las preferencias sexuales, hábitos y costumbres de sus vecinos,  o si se trata de revolucionarios ejemplares.

En Cuba, hay uno en cada calle

Durante el discurso del Acto de Constitución de los CDR el 28/ 09/1960, Fidel Castro habló de los CDR de la siguiente manera:

 “…Vamos a implantar, frente a las campañas de agresiones del imperialismo, un sistema de vigilancia colectiva revolucionaria y que todo el mundo sepa quiénes y qué hace el que vive en la manzana… Porque si creen que van a poder enfrentarse con el pueblo ¡Tremendo chasco que se van a llevar! Porque le implantamos un comité de vigilancia revolucionaria en cada manzana…”

Los CDR catalanes tienen  la pretensión de convertirse en el nuevo símbolo de la lucha callejera luchando por, según ellos, la libertad de los miembros del Govern encarcelados, la lucha contra: “el 155, la guardia civil, la policía nacional y las fuerzas de ocupación del estado fascista español para que éstas salgan de la república catalana”.

Quien escribe este artículo teme que el gobierno español no dé a estos grupos -por su influencia en la sociedad, la peligrosidad y amenaza que pueden llegar a tener-  la importancia y las medidas adecuadas para pararlos, como no la dio a la ANC y a todo el Procés hasta que éste se les vino encima. Estos CDR, estos grupos de gente organizada, ya están creados. Ya han tejido su red y ésta va cada día en aumento.

Los CDR, durante los últimos meses, han estado negociando la integración en sus filas de grupos anarquistas y movimientos alternativos, nota de ello es el empapelamiento de Barcelona de panfletos antifascistas y de pintadas anarquistas. Ahora éstos se han convertido en los comandos que toman la iniciativa en cualquier situación.

Las redes sociales como vehículo de difusión

Sólo hace falta una consigna a través de las redes sociales y se lanzan a la calle. Telegram es su canal habitual. Fachada en las calles de Santiago de Cuba sobre la propaganda de los CDR. El Gobierno “del Procés dio, en su momento, por bueno que la ley de la calle la impusieran los radicales, pero ahora, ¿de qué manera se podrán  controlar estas estructuras? , ¿Hasta dónde pueden llegar estos comités? No olvidemos el cartel y las insignias de Arrán del pasado septiembre en donde proponían “señalar” a quienes no comparten su ideología. “Assenyalem-los” es el nuevo lema de los antisistema .

Su lema en sus concentraciones diarias es lo que ellos llaman “eliminar el fascismo de nuestras calles”, pero, ¿qué es para ellos el fascismo? Al parecer es fascista todo el que no piense como ellos.

Es cierto que el movimiento independentista ha despertado a pequeños grupos de ultraderecha en Cataluña, pero estos no dejan de ser pequeños y poco organizados, el problema es más grande: Todo el que no es independentista es para los CDR un fascista y ellos son los mártires de todo este proceso.

Pese a la aparente apertura de los unionistas, el dejarse ver y oír en las 3 grandes manifestaciones constitucionalistas que se han celebrado en Barcelona, el ciudadano unionista teme poner su bandera en el balcón. Se dice que ya empieza a haber recuentos de quien tiene la bandera española en su balcón o terraza.

A la caza del botifler. La mayoría asiste a las manifestaciones, enarbola su bandera, pero a medida que regresa a casa la guarda para que sus vecinos no le vean. Con la creación y auge de los CDR los ciudadanos constitucionalistas pueden sentirse todavía más amenazados. El ataque a la familia de  Balsareny el día 2 de diciembre puede ser un ejemplo.

En fecha 4 de diciembre, en un tuit de una supuesta unidad de defensa de la república, UDR, llama a la caza del Botifler. “La caza del botifler” consiste en “reunir información (nombre, familiares, pareja, domicilio, fotos) sobre catalanes libres de nacionalismo.

Como decían fuentes del PP de Cataluña, a raíz del ataque a la familia de Balsareny, que tenía su bandera en el balcón:”en Catalunya, sobre todo en poblaciones pequeñas donde hay mayoría independentista, ser y sentirse español ya no sólo está mal visto, sino que también es peligroso”.


FUENTES CONSULTADAS

http://www.libertaddigital.com/espana/2017-09-26/que-son-y-como-actuan-los-cdr-1276606529/

https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/cdr-cortaron-cataluna-8n_99227_102.html

https://www.dolcacatalunya.com/2017/10/conozca-los-cdr-las-milicias-populares-la-cup-la-gene-usa-controlar-barcelona/

http://www.elperiodico.com/es/politica/20171107/comites-defensa-referendum-soviets-revolucio-somriures-6409012

https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2017-10-15/cdr-comite-defensa-referendum-cup-sabadell_1461056/

http://www.metropoliabierta.com/el-pulso-de-la-ciudad/en-la-calle/la-cup-controla-las-calles-de-barcelona-a-traves-de-los-cdr-milicias-de-autodefensa_3191_102.html

ARTÍCULOS RELACIONADOS