LEYENDO

Zelenski anuncia el inicio de la ofensiva rusa en ...

Zelenski anuncia el inicio de la ofensiva rusa en Donbás

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha anunciado el inicio de la ofensiva rusa contra el este de Ucrania; la región está en parte en manos de los separatistas prorrusos y se han intensificado los combates. «Ahora podemos decir que las tropas rusas han comenzado la batalla por Donbás, para la que se ha estado preparando durante mucho tiempo. Una gran parte de todo el ejército ruso se dedica ahora a esta ofensiva», ha dicho Zelenski en un discurso difundido en redes sociales. Las tropas rusas estarían intentando atravesar las defensas ucranianas a lo largo de casi toda la línea del frente, en lo que las autoridades del país han descrito como la segunda fase de la guerra.

Momentos antes, el gobernador de la región de Lugansk, Serguei Gaidai, también había anunciado el inicio de la ofensiva rusa en Donbás: «Esto es un infierno. Ha comenzado la ofensiva de la que llevamos semanas hablando», ha señalado también en redes sociales. «Hay combates en Rubizhne y Popasna, combates incesantes en otras localidades pacíficas», ha agregado.

Zelenski ya había advertido de que Rusia se estaba preparando para “acabar” con toda la región de Donbás, tras la imposibilidad de abrirse paso en el norte y no poder apoderarse de la capital: “Las tropas rusas se están preparando para una operación ofensiva en el este de nuestro país en un futuro próximo. Quieren literalmente acabar y destruir Donbás”, afirmaba Zelenski un día antes.

Donbás es el corazón industrial de Ucrania en el este, donde los separatistas respaldados por Moscú han estado luchando contra las fuerzas ucranianas durante los últimos ocho años. Los líderes prorrusos han declarado dos repúblicas independientes, y que Rusia reconoció antes de comenzar su invasión el 24 de febrero. En las últimas semanas, el Kremlin ha reivindicado la toma de Donbás como su principal objetivo de la guerra tras el fracaso por hacerse con el control de Kiev. Tras retirarse de la capital, Rusia comenzó a reagruparse y a reforzar sus tropas terrestres en el este para una ofensiva completa.

Mientras, la guerra continúa por todo el país. Las autoridades ucranianas han informado de ataques rusos con misiles en las zonas sur y oeste de Ucrania, incluida la ciudad de Lviv, donde habrían acabado con la vida de 7 personas; las primeras víctimas civiles en la ciudad occidental, mientras que las fuerzas ucranianas continúan impidiendo a Rusia tomar el control total de la ciudad portuaria de Mariúpol, en el este del país, donde la situación es “extremadamente difícil”.

Lviv se ha convertido en un refugio para las personas que huyen de los combates en otras partes del país. El gobernador regional de la ciudad, Maksym Kozytskyy, ha informado que entre los heridos hay un niño y que los equipos de emergencia combaten los incendios provocados por los ataques. Una de las explosiones ha resultado ser «tan fuerte que ha destrozado las ventanas de un hotel cercano donde se alojaban varios ucranianos desplazados de otras partes del país«, ha agregado Kozytskyy.

Kozytskyy, ha señalado que los informes preliminares sugieren hasta cuatro impactos en Lviv, a tan solo 60 km de la frontera con Polonia: tres ataques contra almacenes que actualmente no están siendo utilizados por el ejército y otro en una estación de servicio de automóviles.

Mientras tanto, en la estratégica ciudad suroriental de Mariúpol, las fuerzas ucranianas que permanecen dentro de la cercada planta siderúrgica Azovstal han ignorado un ultimátum ruso para deponer las armas: “La ciudad aún no ha caído”, ha dicho el primer ministro Denys Shmyhal. “Todavía están nuestras fuerzas militares, nuestros soldados. Así que lucharán hasta el final. No nos rendiremos”, ha señalado Shmyhal. La captura de la ciudad portuaria es de una importancia decisiva, ya que permitiría a Rusia forjar un corredor terrestre entre Donbás y la región de Crimea ya anexada. Pero apoderarse de Mariupol está resultando todo un desafío para Rusia. A pesar de sufrir semanas de intensos bombardeos, los ucranianos están comprometidos en su lucha y a defender la ciudad hasta el final.

El Ministerio de Defensa ruso ha informado del ataque a cientos de objetivos militares en Ucrania esta misma semana, destruyendo puestos de mando con misiles lanzados desde el aire. Ha informado también de la destrucción de 16 instalaciones militares ucranianas en las regiones de Járkov, Zaporiyia, Donetsk y Dnipró y en el puerto de Mikolaiv, en el sur y el este del país. Además la fuerza aérea rusa ha lanzado ataques contra 108 áreas donde se concentran las fuerzas ucranianas, y la artillería rusa ha atacado hasta 315 objetivos militares ucranianos en lo que llevamos de semana. Dos personas también murieron y cuatro resultaron heridas en ataques contra las ciudades de Marinka y Novopol, al oeste de Donetsk, según el gobernador regional Pavlo Kyrylenko en redes sociales. En Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania y a pocos kilómetros de la frontera con Rusia, al menos cinco personas murieron y 20 resultaron heridas en una serie de ataques.

Por el momento las autoridades ucranianas han instado a la gente en Donbás a trasladarse hacia el oeste para escapar de la ofensiva rusa a gran escala con el objetivo de capturar las regiones de Donetsk y Lugansk. El gobernador de Luhansk, Serhiy Hadai, ha manifestado las redes sociales que la próxima semana será «difícil» y ha advertido a los residentes: «Puede que sea la última vez que tengamos la oportunidad de salvarlos». Al menos dos personas han muerto en la ciudad de Zolote cuando las fuerzas rusas han bombardeado el este de la región, ha informado también Hadai.

Por otra parte, las acciones militares de Rusia han provocado un dramático cambio de sentido en la opinión pública y política tanto en Finlandia como en Suecia sobre las políticas de no alineación militar mantenidas durante mucho tiempo. Las recientes encuestas han mostrado un creciente apoyo público en ambos países para abandonar su neutralidad, por lo que Suecia y Finlandia podrían estar cada vez más cerca de unirse formalmente a la alianza. Esta semana sus primeros ministros informaron públicamente de su firme apoyo a tal medida.

Desde Rusia han advertido a la OTAN de que, si Suecia o Finlandia materializan su entrada a la alianza, Moscú procederá a desplegar armas nucleares y misiles hipersónicos en enclaves del corazón de Europa. Rusia cuenta con el mayor arsenal de ojivas nucleares del mundo y, junto con China y Estados Unidos, es uno de los líderes mundiales en tecnología de misiles hipersónicos. De momento no ha habido comentarios inmediatos de la OTAN sobre esta advertencia rusa. Aun así, la posible adhesión de Finlandia y Suecia a la alianza, fundada en 1949 para proporcionar seguridad occidental contra la Unión Soviética, sería una de las mayores consecuencias estratégicas de la guerra en Ucrania.


Analista especializado en el entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS