LEYENDO

“Los autores del golpe de Estado saben lo qu...

“Los autores del golpe de Estado saben lo que no quieren, pero no saben lo que quieren”

Por G.B. D. Agustín Alcázar Segura (R).

El concepto de Golpe de Estado (coup d’État), comenzó a emplearse en la Francia del siglo XVIII, para referirse a una serie de medidas violentas y repentinas tomadas por el rey, sin respetar la legislación ni las normas morales, generalmente para deshacerse de sus enemigos, cuando consideraba que eran necesarias para mantener la seguridad del Estado o el bien común.

El término se fue ampliando a lo largo del siglo XIX para significar la acción violenta de un componente del Estado, por ejemplo, las Fuerzas Armadas, con el fin de desplazar a la cabeza del mismo (1). El concepto se diferenció, del de “revolución”, caracterizado sobre todo por estar principalmente organizado por civiles ajenos al Estado.

Ya en el siglo XX, se impondría el uso generalizado del concepto, aplicándose no sólo a una operación ejecutada por integrantes del Estado, sino también por poderes civiles, que, mediante la desestabilización del gobierno a través de acciones orientadas a generar caos social, provocan su caída y acceden al poder. A su vez, las razones ideológicas tiene un menor peso específico que en el período anterior, los Golpes de Estado son más “anti” que “a favor de”, sus autores saben lo no quieren, pero no saben lo que quieren (2).

En el momento actual constituye la actuación violenta y rápida, protagonizada generalmente por fuerzas militares o rebeldes, por medio de las cuales pretenden apoderarse de los resortes del gobierno de un Estado desplazando a las autoridades existentes. En muchas ocasiones termina con la instauración de una dictadura. Puede producirse contra cualquier gobierno, autoritario o no, y pretende instaurar otro diferente, también autoritario o no.

Este ataque a la legalidad vigente de un país implica la retención de los organismos depositarios de aquélla, normalmente el Gobierno o el Parlamento, en el caso de países democráticos, o el rey o dictador en otros sistemas de gobierno distintos. El concepto de Golpe de Estado va asociado, en la mayor parte de las ocasiones, al intento de instaurar un régimen de tipo dictatorial.

En cuanto al procedimiento de actuación hay diferencias notables entre los del primero-segundo y tercer período. En éstos, el pronunciamiento-golpe de estado, será cuestión de mandos que se adhieren a él o no, dándosele a la tropa hechos consumados, no siendo consultada o advertida. Circunstancias parecidas se dan en el último período, si bien en este caso la participación de tropas es muy reducida y limitada a unidades altamente cualificadas y disciplinadas.

En el transcurso de los procesos históricos, el Golpe de Estado no suele presentarse en forma pura, sino combinado con otros, tales como:

  • Revolución. Entendida como un cambio social profundo y relativamente rápido, que generalmente implica confrontaciones violentas entre sectores de la sociedad. Puede combinarse con un Golpe de Estado, cuando las autoridades legales son desplazadas por medios ilegales, sean estos evidentes o manteniendo una apariencia de legalidad.
  • Guerra civil. Enfrentamiento militar generalizado y extendido en el tiempo, entre dos bandos de una misma sociedad. Se diferencia del golpe de Estado, sobre todo, por su duración, ya que éste es repentino y de corta duración (horas, a veces pocos días).
  • Revuelta. Actuación de muchedumbres, ya sean intencionadas o espontáneas, mediante las cuales se ocupan los espacios públicos, desafiando la autoridad de los poderes establecidos, a veces de manera violenta. Generan situaciones de caos social, que pueden ser aprovechadas tanto por quienes impulsan el Golpe de Estado, como por quienes buscan defender el poder establecido.

Por lo que se refiere al último de los períodos en los que hemos clasificado este proceso histórico, es preciso enfatizar los tremendos cambios experimentados por la sociedad española, tanto en el papel asignado a la Corona, como el régimen de libertades en el que se desenvuelve el pueblo español, la dimensión y el rol desempañado por los partidos políticos, así como la fuerza y presencia en la sociedad de los medios de comunicación.

Cuando el Golpe de Estado se refiere a las medidas violentas y repentinas adoptadas por la máxima autoridad del Estado, sin respetar la legislación ni las normas morales; generalmente para deshacerse de sus enemigos, o cuando se considera que dichas medidas son necesarias para el mantenimiento de la seguridad del Estado o el bien común, entonces se denomina “autogolpe”, es decir, el desplazamiento de ciertas autoridades del Estado, por parte de la autoridad suprema.

Finalmente, un golpe de Estado constitucional consiste en la toma del poder político, de un modo repentino y violento, por parte de un grupo de poder, defendiendo la legitimidad institucional establecida en un Estado, es decir, lo que indica la constitución vigente.

———————————————————————————————————————————————————————————————————————————

(1) A partir de 1868-1874, todos los pronunciamiento producidos durante el reinado de Alfonso XII y la regencia de su esposa Doña María Cristina pretendían instaurar una nueva república, y la misma finalidad deseaban alcanzar los encabezados por Galán, Queipo de Llano y Ramón Franco en 1930.
(2) BUSQUET, Julio: Pronunciamientos y golpes de Estado en España. Ed. Planeta. Barcelona. 1982. p, 23.


ARTÍCULOS RELACIONADOS