LEYENDO

Málaga, pionera en prevenir la radicalización viol...

Málaga, pionera en prevenir la radicalización violenta

El equipo multidisciplinar del Ayuntamiento de Málaga. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

La capital malagueña desarrolla en España el primer Plan Transversal por la Convivencia y la Prevención de la Radicalización Violenta, en colaboración conjunta con el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio del Interior y la Universidad de Málaga. Los objetivos son sensibilizar y construir una ciudadanía activa y resiliente, favorecer la cohesión social, mejorar la convivencia, respetar la libertad religiosa y de culto y evitar la marginalización y el radicalismo violento.

El Ayuntamiento de Málaga es pionero en este plan de prevención de la radicalización violenta. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

El Ayuntamiento de Málaga es pionero en este plan de prevención de la radicalización violenta. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

Málaga es pionera en desarrollar un plan contra la radicalización violenta -iniciado en 2015- en coordinación con el CITCO. El responsable del plan en el Ayuntamiento malagueño es Julio Andrade, teniente de alcalde y concejal de Derechos Sociales y Turismo, que lidera el proyecto junto con un equipo multidisciplinar. “El CITCO contactó con nosotros y nos lanzó el reto. Se ha empezado la casa desde cero, no había base de trabajo previa en otros municipios o entorno” describe Andrade, “pero sí hay generaciones de segunda y tercera, que no se identificaban con los valores de la ciudad donde viven”.

Importancia de la colaboración estratégica con el CITCO

Hay una estrecha colaboración con el CITCO, con medidas policiales, al detectar los perfiles. El CITCO nos pide cómo está la persona, en qué fase. Nosotros somos el nexo para que ellos actúen, no entramos en la labor policial” responde el concejal. El CITCO lleva a cabo el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta (PEN-LCRV), que incluye estas medidas para impartir en los municipios, para evitar que las personas se unan al terrorismo trabajando sobre los factores o causas profundas de la radicalización violenta y del reclutamiento terrorista. La Unión Europea diseñó en 2005 la Estrategia de Seguridad Interior, que busca un modelo común de seguridad. España aprobó en 2010 una Estrategia Integral contra el Terrorismo Internacional y la Radicalización (EICTIR), que fue ratificada en 2012. La seguridad nacional es una de la prioridades para garantizar el bienestar de la ciudadanía y la estabilidad de la nación.

Exposición del I Plan Transversal de Convivencia y Detección de la Radicalización Violenta, con el alcalde, Antonio de la Torre. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

Exposición del I Plan Transversal de Convivencia y Detección de la Radicalización Violenta, con el alcalde, Antonio de la Torre. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

El Ayuntamiento de Málaga, con su alcalde Antonio de la Torre al frente, trabaja a través de grupos locales, formados por representantes de Servicios Sociales, Policía Local, centros escolares, asociaciones, entidades sociales, colectivos de riesgo y la Universidad de Málaga. Tratan focos detectados y estas acciones complementan las que ya desarrollan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Hemos sido pioneros. Primero había que detectar la confianza en la comunidad, acercarse. En estos fenómenos, la prevención es importante, como respuesta a una necesidad nacional de tratamiento del fenómeno de la radicalización violenta” explica Andrade. El propio Departamento de Estado de EEUU ha citado, en su informe sobre terrorismo correspondiente a España para el año 2016, a la ciudad malagueña como ejemplo.

El proceso de radicalización

En esta evolución de la radicalización violenta se detectan cuatro fases:

  1. La persona que tiene inquietudes radicales y le seduce esta idea.
  2. El individuo que se acerca un poco más a estas creencias y piensa en profundizar en este mundo.
  3. La persona que ya hace de influenciador en otros potenciales sujetos y debe inducir a otras personas hacia su ideología, esta persona ya es peligrosa de por sí.
  4. Y el radicalizado del todo.
Reunión del Grupo Local de Málaga. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

Reunión del Grupo Local de Málaga. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

Málaga es un buen ejemplo como ciudad piloto: no tiene guetos y tiene una política urbanística inclusiva, conviven personas de 150 nacionalidades y no hay endogamia religiosa, según nos releva Julio Andrade. Se tienen identificados 15 perfiles o casuísticas, pero se sintetizan en jóvenes, en personas menores no acompañadas y personas menores que dejarán de ser tuteladas por acercarse a la mayoría de edad -se trata quizás del perfil más vulnerable a priori-, así como mujeres jóvenes con lazos afectivos con hombres radicalizados, sea cual sea su nacionalidad u origen.

La corporación malacitana basa su plan en cuatro pilares:

  1. Prevenir.
  2. Proteger.
  3. Perseguir.
  4. Responder.

Aislamiento social 

Como en cualquier otro tipo de extremismo, el aislamiento de la persona es determinante para crear un entorno apropiado a esta radicalización. “Cortar los vínculos del individuo con la sociedad y para convertirlo en victima” explica el responsable del plan. El objetivo de los radicales es sembrar discordia y sembrar odio” afirma Andrade.

Algunas de las medidas planteadas, por ejemplo, son jornadas para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sobre delitos de odio y sobre prevención de la islamofobia, protocolos internos de derivación de la Policía Local, etc. 

Red Strong Cities

La ciudad de Málaga ha sido la primera en España en formar parte de la red red internacional contra el extremismo violento Strong Cities, a la que se ha adherido posteriormente Fuenlabrada. Está formada por 25 ciudades de todo el mundo, como autoridades locales unidas, con el objetivo de crear una cohesión social y generar una capacidad de adaptación ante la amenaza del terrorismo y poder contrarrestarlo y prevenirlo. Trabajan conjuntamente Málaga y el CITCO, a través del Centro de Coordinación sobre Radicalización, del Ministerio del Interior.

Este programa ya se ha presentado internacionalmente. En Nueva York, el responsable del Grupo Local, Julio Andrade, lo dio a conocer en la Universidad Metropolitana. En Viena, se presentó ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación (OSCE). En 2016, se intercambiaron buenas prácticas con Singapur, en concreto, por parte de Ruth Sarabia, la directora general de Derechos Sociales, Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Málaga.

Este plan, que tiene como horizonte 2020, es una herramienta novedosa para que dos instituciones al servicio de la sociedad desarrollen una sinergia para el fomento de la educación inclusiva, el fortalecimiento de nuestros valores compartidos y el entendimiento intercultural.


ARTÍCULOS RELACIONADOS