LEYENDO

“Las Fuerzas Armadas llevan muchos años de s...

“Las Fuerzas Armadas llevan muchos años de sucesivos éxitos”

El coronel Juan Bustamante Alonso Pimentel, nacido en Valladolid, es licenciado en Ciencias Políticas y diplomado de Estado Mayor por España y Francia. A lo largo de su trayectoria ha sido comandante en Afganistán y ha participado en diferentes misiones de paz, entre las que podemos citar Bosnia y Etiopía; hasta hace poco ocupaba el puesto como Jefe del Regimiento de Caballería España Nº11, con sede en Zaragoza.

En la actualidad ostenta el cargo de Jefe de la Sección de Influencia del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa.

Estamos con el coronel Juan Bustamante. Mi coronel ¿podría explicarnos en que consiste su puesto de trabajo actualmente en el Mando de Operaciones?

He llegado hace poco, el 1 de agosto según diario, me incorporé al Mando de Operaciones y estoy al mando de la Sección de Influencia, que así se llama según la Orgánica del EMAD (Estado Mayor de la Defensa). La Sección de Influencia abarca tres grandes grupos, uno de ellos es el área de Info-Ops, de Operaciones de Información, otra de ellas es el área de CIMIC, de Cooperación Cívico Militar y otra de ellas es el área de Información Pública.

Hablamos siempre de operaciones ¿cierto?

Hablamos siempre de operaciones puesto que esto es el Mando de Operaciones y como ya sabrá la mayor parte de los lectores, nos dedicamos al planeamiento, a la conducción y al seguimiento de todas las operaciones que lleva España en el exterior, que no son pocas.

Actualmente hablamos más o menos de unos tres mil militares…

Algo más, cambia cada día prácticamente. De hecho, ayer decía nuestro general (se refiere al Comandante del Mando de Operaciones, teniente general Fernando López del Pozo) que suele decir las cifras una vez al mes para no equivocarse, pero supera los tres mil. Andamos normalmente por tres mil ciento cincuenta de media divididos en 18 operaciones que tenemos conjuntas en el exterior, unas de Tierra, otras de Armada y otras de Aire, como es lógico.

Y desde una sección que es como dice, de Influencia, ¿cómo se consigue transmitir a la sociedad española ese trabajo que llevan a cabo los más de tres mil militares en Zona de Operaciones?

Todo eso tiene que ver con una parte de la Información Pública, que sería la comunicación exterior. La comunicación pública tiene doctrinalmente tres sub-apartados distintos. Una es la comunicación hacia el interior, hacia nuestro propio público, hacia los militares, hacia sus familias incluso, todo eso es comunicación interna. Otra parte, que es de relaciones públicas, está dirigida hacia sectores que nos interese, hacia personas que diríamos que son difusores de opinión o que tengamos un interés determinado. Y el tercero es la comunicación externa, que no es lo mismo, los mensajes evidentemente no son iguales en comunicación externa que en comunicación interna, porque el público interno tiene un conocimiento lógicamente muy superior y lo que queremos decir es exterior. Entonces lo que hacemos es utilizar comunicación externa.

Ahora hay lógicamente un tirón muy fuerte de redes sociales, a las que le dedicamos mucho esfuerzo y mucho tiempo, y además tenemos difusión en medios de comunicación de nuestras actividades, a través de las herramientas habituales, convocatorias, notas de prensa, contando siempre con nuestro escalón superior.

Que ese es…

En el nivel superior al nuestro, que es el EMAD y como Jefe del EMAD, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), tiene una sección bastante novedosa que se llama de Comunicación Estratégica (StratCom), que tienen lo que se llama una línea funcional con nosotros. Es decir, mi jefe es el general de operaciones, mi jefe de estado mayor y el general jefe del Mando de Operaciones, pero tengo una relación funcional con esta sección de Comunicación Estratégica, que nos da muchas directrices y con la que tenemos contacto fluido.

Dicho esto, creo que sería importante definir ¿Qué entendemos por Influencia?

Influencia es una función y como tal abarca muchas capacidades. La diferencia está en que una función no tiene nada tangible, no tiene medios y lo que hace es coordinar actividades y capacidades que sí tienen medios. Lo que coordina son un conjunto de capacidades, que lo que pretenden es tener una determinada repercusión en la voluntad de una audiencia concreta, en la percepción de la misión de una audiencia determinada. Nosotros podemos seleccionar que audiencia nos interesa en una misión, puede ser propia, ajena, adversaria, hostil o neutra. En esas audiencias pretendemos lanzar un mensaje con la idea que queremos y para conseguir un efecto que favorezca la misión, que la gente sea comprensiva, que entienda una orientación de la misión o que tenga una actitud o apoyo determinados.

Todas esas acciones pretenden generar ese caldo de cultivo favorable a nuestras misiones, ese campo tan amplio y tan bonito y con tanto futuro son las acciones de Influencia.

El año pasado, como todos los años, en la encuesta del CIS las Fuerzas Armadas y las Operaciones vuelven a ser de lo más valorado por la sociedad española. En el caso del año anterior, Defensa solicitó al CIS ir un paso más allá y quiso hacer otro tipo de encuestas y entre los resultados destacaba que el 67% de la población española apoyaría la intervención directa de los militares en una operación, especialmente en materia de lucha contra el yihadismo y los terroristas ¿Eso se tiene en cuenta a la hora de planear ese tipo de mensajes, ese tipo de operación, desde el punto de vista de Influencia o de comunicación operacional, estratégica…?

Todas las decisiones de ese calado, es decir, si a la gente en España le pareciera bien que tuviéramos una actitud más agresiva o más implicada en un conflicto determinado -como pudiera ser Siria- que es un escenario bélico, no llega a nuestro nivel de decisión dentro del Mando de Operaciones, le corresponde al Gobierno. En caso de que cambiara la orientación, es decir que hubiera una intervención directa, nuestra misión es adaptar las decisiones al plan de operaciones. Todo esto afectaría a nuestras acciones de Influencia incluidas en el planeamiento del OPLAN, lo que llamamos Plan de Operaciones. Pero reitero, el objetivo de una misión viene siempre marcado por un nivel superior al nuestro.

Decían también desde Defensa que es muy probable que ese tipo de cambio de actitud de la sociedad haya sido debido también a una apertura de las Fuerzas Armadas a mostrar lo que se está haciendo en Zona de Operaciones, estamos viendo videos de material, de gente funcionado, de ejercicios, de vehículos, de fuego real… hace poco hemos visto como la Armada ha destruido un ballenero en una de las operaciones, que se lidera desde el Mando de Operaciones por supuesto… ¿Es también gracias a esa apertura por la que se ha perdido el miedo a hablar de lo que se está haciendo realmente y no hablar solo de CIMIC o Cooperación Cívico Militar?

Se debe a muchas cosas. Como siempre cuando estamos hablando de que la población española ha cambiado su percepción, concepto, o la imagen que tiene de las Fuerzas Armadas, es imposible que se reduzca a un motivo. Para empezar requiere mucho tiempo, la gente va cambiando la percepción de su Ejército después de varios años y hay una parte evidente, que es lo que nosotros contamos, de no hacerlo no cambiaría la percepción, y si ocurre es porque vamos lanzando una imagen que a los ciudadanos españoles les gusta.

Por otra parte, es verdad que llevamos muchos años sucesivos de éxitos. Me refiero a que hace mucho tiempo que las Fuerzas Armadas no tienen ningún error importante en las operaciones en el exterior y esto es muy complicado y laudatorio para nuestros Ejércitos. Tener unas Fuerzas Armadas que en treinta años de misiones en el exterior hayan tenido tan pocos patinazos y errores que hayan repercutido en la población española, hace pensar que tienes una Fuerzas Armadas serias, profesionales, eficaces, comprometidas y eficientes.

Es decir, que tenemos un mérito importante y la gente va viendo que cuando se hace una imagen un poco subjetiva y acumulada de lo que son sus Ejércitos, no le vienen imágenes de corrupción, de abuso, malversación de dinero. Todo esto va conformando una sensación de que esta institución funciona, lo cual es cierto, pero es un trabajo de muy largo plazo, en parte por lo dicho y en parte porque la comunicación exterior es cada vez es más abierta, menos acomplejada, menos tendente a identificarnos únicamente con factores humanitarios y a reconocer públicamente que hay veces que tenemos que hacer acciones totalmente agresivas y bélicas, para eso está un Ejército cuando haya que emplearlo y es verdad que en ese aspecto ha cambiado mucho.

30 años de la mujer en las Fuerzas Armadas, ahora mismo Defensa está haciendo muchas actividades y actos conmemorativos. Hace muy poco se ha publicado que ya hay una primera coronel que entra dentro de lo que ustedes llaman el curso de ascenso a general, usted es coronel, el siguiente paso sería general en caso de que le correspondiera ¿Cómo vive un hombre todo esto?

Con absoluta normalidad. Esta pregunta se la han hecho mil veces a las mujeres, que probablemente tengan un punto de vista más lógico puesto que son las que han recibido y sentido durante treinta años si han encajado bien en las Fuerzas Armadas, como han sido recibidas, tratadas, si ha habido discriminación, igualdad, etc. Con lo cual esta pregunta que a lo largo de los años lógicamente ha suscitado muchísimo interés, ¡los diez años!, ¡los veinte años!, cada equis tiempo la cuestión vuelve. Creo que ha sido ejemplar y en alguna ocasión he dicho que recuerdo perfectamente que cuando se incorporaron las mujeres me imaginé un escenario peor y creí que iba a ser complicado, que nos iba a suponer mayor dificultad, que no habría trato de igualdad y me daba la sensación de que sería complejo y ha sido sorprendentemente fácil. De hecho hay escasísimos supuestos de queja, abuso o parecidos y la situación es de total igualdad en la inmensa mayoría de los casos.

He estado mandando regimiento y grupo hace muy poco tiempo y en rarísimas ocasiones he visto un mínimo atisbo de una ligera diferencia, pero teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad donde estas cosas pasan, no voy a decir que el Ejército sea una isla en el que no existe la desigualdad, desgraciadamente está presente en España, incluso la violencia y en el ejército algunos casos hay, por supuesto, pero muy pocos y se llevan de una manera que creo que es ejemplar.

Y cuentan con medidas para este tipo de supuestos…

Toda España cuenta con accesos directos, también el Ejército, donde hay una línea de acceso directo a canales de información y queja, manteniendo absoluta privacidad e incluso el secreto, saltándose las líneas jerárquicas, lo cual ofrece una gran facilidad para que todo el mundo tenga acceso al socorro que la ley les brinda.

El teniente general que lidera el Mando de Operaciones hace muy poco participó en unas jornadas sobre la cuestión de la mujer en materia de género, a las que también acudió el Observatorio, y habló de que cuenta con asesores de género y de la Sección de Influencia, volviendo un poco a nuestro tema inicial, allí también se está trabajando la cuestión de género…

Sí, las cuestiones de género tienen una doble vertiente. Una cuestión es como tratamos los aspectos de género dentro de los contingentes en operaciones y repito que aquí solo se habla de operaciones. En una operación cuando hay un contingente de equis personas y un porcentaje de mujeres, puede haber problemas de género, como puede haber en cualquier parte, con lo cual eso se trata de una manera interna.

La parte que me corresponde a mí como Influencia, como asesores de género, está más dirigida hacia como educar, por una parte a la población del país donde estamos actuando, en cuestiones de género. Muchas veces la educación es simplemente el ejemplo. El hecho de que ellos vean que la mujer está perfectamente integrada, que es respetada como el resto, ya les produce una sensación de sorpresa inicial y de normalidad posterior. Por otra parte de esta forma estamos lanzando mensajes, y es que muchos de los mensajes de Influencia no tienen por qué ser explícitos ni verbales, en un porcentaje importante de las veces es una cuestión de imagen, de lo que llamamos presencia, postura y perfil. Es decir, lo que estás demostrando con tú aspecto, cordialidad, uniforme o con el grado de protección que lleves. Con el trato a las mujeres, en este caso, estás lanzando un mensaje de integración, de normalidad, de un miembro más que trabaja igual que un hombre, con lo cual esto es importante. Y, además, es una realidad en nuestras FAS.

Sí, porque además en las zonas donde se está trabajando, hay estudios que indican que para poder superar este tipo de crisis y conflictos en los que están inmersos determinados países, es muy importante la figura de la mujer, sobre todo a la hora de reconstruir toda la estructura social, los valores, etc. Sabemos que en Malí y otras zonas donde trabajan las Fuerzas Armadas se está haciendo hincapié en este aspecto.

Hay una teoría muy curiosa , y muy real al mismo tiempo, que dice que el papel de la mujer en estos países tan poco desarrollados tiene una importancia especial porque la mujer es menos belicosa que el hombre, en el sentido de que en estos países tiene un papel social muchísimo más dirigido a salvaguardar la familia, la vida de los hijos, y por lo tanto totalmente desinteresada en que haya un conflicto y muertes. En cambio el hombre tiene un papel más tradicional, como el que hubo aquí hace siglos quizá, mucho más belicoso, más agresivo, con lo cual el papel de la mujer es fundamental de cara a salvaguardar la paz en estos países.

Como actual responsable de la Sección de Influencia o en general a lo largo de su trayectoria ¿Cuáles son los puntos fuertes y de actuación a la hora de conducir, en este caso la sección u otros mandos con anterioridad?

Si me llegas a haber hecho esta pregunta hace unos meses te hablaría de liderazgo en un Regimiento, que son 600 personas y es más complicado y bonito. En una sección con diez personas, de los cuales la mayoría cuenta con por lo menos 25 años de profesión, en principio es más sencillo, digo en principio, porque luego todos los mandos requieren de liderazgo en cualquier ambiente, si bien repito que con seiscientos soldados dispuestos a hacer maniobras, ejercicios y esforzarse, claramente tiene otros matices.

En este caso, yo creo que lo más importante para mí en un líder es la ilusión, cuando contagias ilusión y haces percibir a tus subordinados que tu trabajo te gusta y es motivador. Que tenemos campo por delante, que lo que hacemos es bonito y todavía tiene mucho desarrollo y requieres que sean ellos quienes lo desarrollen y te ayuden, porque tu solo no lo puedes hacer, ni lo quieres hacer.

Eso en un trabajo de este tipo, en una sección como la de Influencia, creo que es lo más importante si tuviera que simplificar. No es una cuestión de dar ejemplo como en una unidad, lo cual siempre es bueno pero no es lo mismo. Aquí lo más importante para liderar es coordinar, compartir informaciones, involucrar a la gente en todas las acciones de esta sección que es muy variada y manifestar y contagiar ilusión.

Hemos hablado de Influencia, hemos hablado de que se hace en la sección, pero ¿Cuál es la verdadera importancia de la labora que se realiza desde influencia, J9, MOPS (Mando de Operaciones)?

La importancia es creciente y todo el mundo es consciente de que en la mayor parte de las posibilidades de conflicto en cualquier entorno  pasan por unas fases cada vez más amplias, de lo que en doctrina se llama “zona gris”. Se trata de una zona en la que puede haber un amplísimo margen de crecimiento de la estabilidad o inestabilidad, de más o menos tensiones, pero que se tarda mucho en llegar a un conflicto de verdad, a un conflicto clásico.

En toda esa inmensa zona gris, las acciones de Influencia, que tiene que ver con la guerra híbrida –que viene a ser más o menos el mismo concepto- tienen una importancia tremenda en comunicación, en los mensajes que se mandan, la disuasión, el empleo de las redes sociales, de la sinceridad o de las fake news. Todo este mundo estrechamente relacionado con la Influencia tiene una importancia enorme y probablemente tienda al alza.

¿Entonces podemos considerar el concepto de Influencia como un elemento determinante en relación con las nuevas modalidades de conflicto que van surgiendo?

Lo es totalmente. Hay una doctrina, muy clásica y que se emplea mucho en Influencia, la doctrina Gerasimov, JEMAD de Rusia, que fue el primero que empleó el concepto de guerra híbrida y va en esa línea que lógicamente comparte todo el mundo desarrollado que contempla estos conceptos. Cada vez es más frecuente que antes de un enfrentamiento, repito, haya mil tipos de acciones, de tanteos, de adelante, atrás, de mensajes y todo este mundo es imparable.

Sabiendo ya que es Influencia ¿Cuáles son sus prioridades y los principales retos a los que se enfrenta en España?

El principal reto es que este concepto no es sencillo de entender ni de organizar. Influencia conlleva tantas acciones que no las engloba todas orgánicamente, es decir, coge un poco de Operaciones, un poco de información, de Inteligencia, de Ciberdefensa, un poco de CIMIC, tiene muchas partes y esta coordinación de un número de capacidades tan amplio es complicada. El reto consiste en lograr mantener durante las operaciones esa estructura que tiene más de horizontal que de vertical.

Es muy fácil mandar tres secciones y no mandar nada más pero cuando el trabajo implica por definición coordinar con todos y estar pendiente de que todo comunica, y de que todo tiene que comunicar lo mismo, eso es un reto importante.

Una reflexión final…

Te diría que lo más importante, a medio plazo, para nosotros, es darnos a conocer de dentro a afuera. Que en la propia sección tengamos claro el concepto compartido por la doctrina y por supuesto por su jefe que soy yo (entre risas) y ya que estoy aquí tiene que ser el mío. Que el propio Mando de Operaciones sea consciente de nuestras capacidades, lo cual también requiere un poco de educación interna y a partir de ahí, que en todas las operaciones tengamos claro también este concepto. Esta fase de educación progresiva de dentro hacia afuera es un reto que tengo bastante claro.

En esa línea y concluyendo, las Fuerzas Armadas también tendrán mucho que decir, en materia de Influencia, a todas esas otras fuerzas a las que adiestran y hacen un training, países como Iraq o Líbano que no tienen ese concepto tan desarrollado…

Por supuesto, de hecho es una de las líneas que estamos trabajando ahora. No solo tenemos que realizar acciones de Influencia dentro de nuestros contingentes, sino que una vez llegamos allí con tantas misiones que hay de entrenamiento hoy en día -las training missions- de las cuales cada vez hay más, uno de los campos que se les puede y debe enseñar es el de la Influencia y la comunicación. Desde enseñar que es un oficial de información pública que quizás sea lo más sencillo y pudiera ser el principio y a partir de ahí enseñarles también en este concepto.

Para terminar y ya en lo personal unas últimas cuestiones

(Sonríe cauto dando su asentimiento)

Un personaje histórico

Churchill

Un libro

Cien años de soledad (aunque bien podría haber dicho uno suyo como es “Soba Na Soba. Envíos afganos”)

Una película

Acabo de ver la de Queen y me ha encantado

Un militar, también vale actual

El teniente general Del Pozo (entre risas pues obviamente es su jefe)

Una cita

“Lo bueno de lo malo es que no es lo peor”

Un personaje de comic

Tintín

Un súper-poder

El túnel del tiempo

Un hashtag

#Nuestramisióntulibertad

Muchas gracias por todo, mi coronel


Analista de inteligencia en el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, Sección J9/Influencia y criminólogo. Especializado en análisis geoestratégico, del entorno de la información y cuestiones de género.

ARTÍCULOS RELACIONADOS