LEYENDO

“Riesgos y amenazas presentes y futuros ante...

“Riesgos y amenazas presentes y futuros ante los Problemas Emergentes en Seguridad” (1/2)

José Domínguez León.
"Problemas Emergentes en Seguridad: Riesgos y Amenazas Presentes y Futuros".

“Problemas Emergentes en Seguridad: Riesgos y Amenazas Presentes y Futuros”.

Con motivo de la reciente publicación por parte de CISDE Editorial del libro “Riesgos y amenazas presentes y futuros ante los Problemas Emergentes en Seguridad, tenemos ocasión de entrevistar a su coordinador, José Domínguez León. Fundador y editor de la “Revista de Pensamiento Estratégico y Seguridad CISDE“, Domínguez León es doctor en Historia, catedrático de Instituto y profesor tutor de Historia Contemporánea en la UNED, también ha sido uno de los primeros Máster en Grafoanálisis Europeo y Máster en Criminalística de la UAB con créditos ECTS, es numerario de la Academia Iberoamericana de la Rábida, además de perito calígrafo judicial y perito grafopsicólogo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

P. En su opinión, ¿qué panorama tendremos de aquí a cinco años, aproximadamente, en posibles acciones terroristas?

R. En primer lugar, resulta bastante arriesgado emitir una valoración sobre esta cuestión, por varios motivos. Ante todo, porque expresar en público lo que se trata en el ámbito de investigadores y analistas supone una elevadísima temeridad. Así se alerta a quienes dirigen los hilos del terrorismo global, y les ponemos en situación de entender lo que se cuece contra ellos.

En realidad, hay muchos investigadores y analistas que hablan o escriben más de lo conveniente en este aspecto. Deberían ser más recatados y confidenciales. Algo parecido podría decirse de los medios de comunicación, entre los que debería establecerse un código, tanto ético como del más elemental sentido común.

En cuanto a qué panorama se puede tener en unos pocos años en materia de terrorismo, se estaría ante una combinatoria de ciertos extremos:

  • De una parte, la evolución lógica y natural de las morfologías del terrorismo convencional, llevado a cabo con pocos medios, o con recursos fácilmente asequibles.
  • Se agrega la combinación de ataques casi en solitario, selectivos, perpetrados desde el empleo de armas letales elementales, que pueden ir desde un cúter o cuchillo hasta armas de fuego y explosivos, atropellos, etc.
  • Estos ataques se esparcirán en el tiempo y en Occidente, junto a otros bastante más preparados, pensados, con una elaboración que permita a los terroristas aumentar su nivel de causar daño y letalidad. Se sabe qué precursores pueden emplear, y una de las claves de eficacia contraterrorista ha de ser la de sistematizar el control sobre la venta de tales precursores.
  • En estos años pueden emerger, aún más, los segmentos sociales correspondientes con segundas generaciones de determinados sectores, tal vez no adecuadamente insertos en la sociedad occidental o no asimilados. El fenómeno que se experimenta en Francia parece estar llamado a extenderse a otros países del entorno, e incluso a algunos muy distantes.
  • Si se emplea la Prospectiva, como ya se hace, sería posible evitar algunos caminos delictivos, así como determinados escenarios no deseables. Es tarea ardua y es preciso abordarla de forma global, partiendo de estudios de base y también aplicados. Esto significa que no se cuenta en la actualidad, totalmente, con unas metodologías ampliamente desarrolladas al respecto.

P. ¿Estamos en una pausa en la actuación de los movimientos terroristas? Se podría llamar un periodo de hibernación. ¿Debemos esperamos un repunte en un futuro próximo?

José Domínguez León, doctor en Historia y fundador y editor de la "Revista de Pensamiento Estratégico y Seguridad CISDE".

José Domínguez León, doctor en Historia y fundador y editor de la “Revista de Pensamiento Estratégico y Seguridad CISDE”.

R. Probablemente no se esté ante ninguna pausa en la actuación de los movimientos terroristas. La visión de Occidente suele ser parcial, personalista, eurocentrista, …. No se suele barajar que el terrorismo experimenta constantemente modos de atacar en lugares que se encuentran en conflicto, o en países alejados del marco de los desarrollados. Allí se multiplican las víctimas y, a la vez, se va generando una tendencia tras otra, hasta convertirse en verdaderas influencias, que se proyectan, a través de los medios y de la Red, en el amplio sector de radicalizados y practicantes de la violencia extrema.

Esta perspectiva a la que se alude es global, internacional, y mientras en el mundo desarrollado se dedican importantes recursos a evitar y neutralizar el terrorismo, en otros entornos es muy común que se perpetren ataques y que se ponga de relieve un conjunto de flaquezas en cuanto a seguridad y defensa. Por tanto, ni pausa ni hibernación. Más bien tiempos y cálculos de cómo, dónde y cuándo será el siguiente ataque.

En lo referente a esperar un repunte del terrorismo en un futuro próximo, casi todo parece indicar que se producirán ataques y que algunos pueden ser de cierto calado en cuanto a daños y letalidad. El futuro próximo puede ser hoy mismo, y no se pueden dar plazos. No obstante, la lógica del terrorismo llevaría a considerar un corto y medio plazos, en su intención de mantener al mundo libre bajo presión, miedo y terror. Es una táctica y a la vez una estrategia.

En un plazo algo más dilatado cabe esperar formas evolucionadas, caracterizadas por novedosas formas, que coexistirán con las más conocidas y convencionales. Esto no es, en sentido estricto, una estrategia, sino más bien una posible tendencia, entre varias. Lo que sí sucede es que en la medida en que determinadas vías o líneas de actuación del terrorismo se vayan consolidando, contribuirá ello a un afianzamiento de nuevas formas. Lo viejo y lo nuevo al unísono, para un terrorismo que evoluciona con demasiada rapidez, e intenta ponerse por delante de la sociedad democrática, a la que ataca, y de las fuerzas de seguridad.

Ni que decir tiene que se hace imprescindible, para analistas e investigadores de las áreas implicadas en el contraterrorismo, pensar con “mente criminal”, es decir, adelantarse en los posibles planteamientos y productos del terrorismo global. Es preciso depurar y mejorar los métodos de análisis estructurado y proveer de una renovada y sistemática formación a los analistas y a los agentes de la seguridad, tanto pública como privada. El futuro está aquí, ante nuestros ojos, y resulta vital que se sepa afrontar sin titubeos.

La visión de Occidente suele ser parcial, personalista, eurocentrista, …. No se suele barajar que el terrorismo experimenta constantemente modos de atacar en lugares que se encuentran en conflicto, o en países alejados del marco de los desarrollados.

P. El tener distintas Administraciones públicas de diferente nivel (Estado, Comunidades Autónomas, local, etc.) ¿dificulta la coordinación de la Seguridad Pública? O, por el contrario, ¿facilita y aumenta el nivel de seguridad?

R. Las distintas Administraciones públicas no tienen por qué ser un obstáculo, siempre que cada una, y las fuerzas de seguridad que dependen de ellas tengan correctamente definidas sus funciones y cómo desempeñarlas. En seguridad se debe analizar y hablar sobre lecciones aprendidas. Por ejemplo, algunos ataques en diferentes países europeos han mostrado determinadas policías no armadas, lo cual parece haber impedido repeler y neutralizar una agresión terrorista.

Si se tiene en cuenta que en algunos países la presencia de policías no armados es muy habitual, ello implicaría mostrar claras debilidades. La cuestión es que las armas no van contra la ciudadanía, sino para protegerla a ella y a los propios servidores del orden. Puede ser un contrasentido que la sociedad exija seguridad en este aspecto y se encuentre dispuesta a contar con unas fuerzas del orden que no estén en condiciones de defenderla. La cuestión merece mucho detenimiento, sin entrar en pormenores que puedan alertar a los terroristas y delincuentes en general.

José Domínguez León, en unos de los actos celebrados en CISDE.

José Domínguez León, en unos de los actos celebrados en CISDE.

De esas y otras debilidades mostradas se han aprovechado los atacantes, o sea, que han sabido explotar en sus actuaciones los puntos más flacos del sistema en cuanto a los agentes del orden.

No es una quimera buscar la excelencia formativa y hacer que alcance al máximo de agentes implicados en la seguridad.

Las Administraciones, inevitablemente, están obligadas a entenderse. La coordinación es imprescindible, y junto a ello se hace necesaria una formación que haga de los esfuerzos llevados a cabo una especie de bastión que mejore notablemente el conocimiento al respecto. Las asociaciones profesionales y los sindicatos de policías lo saben muy bien, y algunos suelen invitar a miembros de otros cuerpos a sus propias acciones formativas. No es una quimera buscar la excelencia formativa y hacer que alcance al máximo de agentes implicados en la seguridad.

Si la coordinación operativa es labor y responsabilidad de las Administraciones, de las asociaciones e instituciones que vertebran el tejido humano y profesional, puede depender, en cierta medida, el compartir algo de la formación.

Esto agrega solidez y respaldo a la seguridad a la que todos pueden aportar su grano de arena, incluida la sociedad civil, las instituciones y asociaciones, los investigadores, profesores, analistas, etc. Se hace necesario extender toda una cultura de seguridad y defensa, así como articular modelos de colaboración flexibles encaminados al imperio de la ley, en el marco de una sociedad democrática y del Estado de Derecho.

En algunos países desarrollados y democráticos puede darse una muy estrecha colaboración entre el personal civil y las agencias y cuerpos de inteligencia y seguridad. El nudo central de ello consiste en que ante una necesidad concreta, una alarma, o una situación de emergencia, el Estado, a través de alguno de sus cuerpos o agencias, recurre a uno o varios especialistas civiles al objeto de incorporarlos en una investigación o tarea para la que pueden hallarse particularmente cualificados. Este aspecto de lo colaborativo, dentro de la cultura de defensa y seguridad, puede resultar crucial en cuanto a la resolución de casos y situaciones marcadamente complejos. La colaboración ha de ser mutua y eficaz, organizada y reconocida por las Administraciones llegado el caso, aunque dentro de la necesaria confidencialidad. En España queda casi todo este camino por recorrer.

Riesgos y amenazas presentes y futuros ante los Problemas Emergentes en Seguridad
CISDE Editorial
Editor: Carlos González de Escalada Álvarez
Coordinador: José Domínguez León.

Prólogo
Introducción
TERRORISMO Y PROSPECTIVA
Avances recientes en el análisis del terrorismo emergente. Retos y líneas de investigación. José Domínguez León
El martirio: génesis de un arma contemporánea. Pedro Rivas Nieto. Pablo Rey García
Pensamiento Estratégico, Prospectiva, violencia extrema y terrorismo emergente: tareas inmediatas. José Domínguez León
La metamorfosis de las organizaciones terroristas, transformarse para crecer. Francisco Antonio Olivares Narváez
La yihad en la Red. Las Redes Sociales. Francisco Javier Urueña Centeno

AMENAZAS EMERGENTES Y RETOS PLANTEADOS EN SEGURIDAD
Amenazas emergentes en Ceuta: relación entre pobreza y yihadismo.  Pablo José Molina Serrano
Retos de la Seguridad Pública en materia de coordinación. José Antonio Beato García
Retos en Seguridad Privada. La profesionalización del sector.  Antonio Jesús Acevedo Blanco
GEOPOLÍTICA, PENSAMIENTO ESTRATÉGICO Y DERECHOS HUMANOS
Nuevos retos para la investigación científica en seguridad y defensa. Carlos González de Escalada y Álvarez
Seguridad nacional y tendencia al Nuevo Despotismo en los Estados Contemporáneos. El modelo de Estados Unidos. Emilio Luis Tejero y Alcaide
Derechos Humanos, Unión Europea y Seguridad. Una visión jurídica.  José Domínguez Hacha
De la tradición al riesgo: Obstáculos al proceso de inclusión financiera. María Julia Martínez Martínez
El Sāḥil. Escenario crítico en la confluencia de mercados ilegales y violencia armada. María Luisa Jiménez Alcaraz
Vacíos jurídicos en la protección de la seguridad internacional. Cecilia Carande Cameno

SEGURIDAD Y COMUNICACIÓN
Comunicación y crisis tras los atentados de París de noviembre de 2015 y Niza de 2016. Consecuencias y repercusión internacional. María Elena Estévez Carmona. IDECO. Universidad de Sevilla.
Terrorismo cultural: impacto mediático, concienciación social, amenaza latente. Juan José Oña Fernández
Atentados contra la Humanidad: de lo simple a lo complejo. Mercedes Gómez Crespo

PROTECCIÓN CIVIL Y EMERGENCIAS
La Protección Civil como instrumento de la política de Seguridad Pública: nuevos riesgos emergentes. Jesús Solís Ruiz
Actuación con menores en grandes concentraciones. José Antonio Aparicio Florido
GEA – Grupo de voluntariado: La importancia de la seguridad en un grupo de búsqueda y rescate. María Elena Correas Cabaleiro
GEA – Grupo de voluntariado: De la Ecología a la intervención en catástrofes. Los pasos previos en seguridad. Yolanda Perera López
Venta online

ARTÍCULOS RELACIONADOS