LEYENDO

Corea del Sur exige la liberación del petrolero in...

Corea del Sur exige la liberación del petrolero incautado por Irán

El MT Hankuk Chemi fue capturado este mismo lunes por fuerzas iraníes cerca del estratégico Estrecho de Ormuz, y su tripulación compuesta por 20 personas también se encuentra retenida.

La Guardia Revolucionaria de Irán anunció que su flota de Zulfiqar se había apoderado de un barco surcoreano, que operaba en el primer distrito naval de la República Islámica en el Golfo Pérsico, al parecer «debido a una serie de violaciones de las leyes ambientales marinas» que supuestamente habría cometido después de que zarpara del puerto de Al-Jubail en Arabia Saudita.

El petrolero de bandera surcoreana en el momento de la captura por las fuerzas iraníes/TASNIM

Al parecer el Hankuk Chemi transportaba hasta 7.200 toneladas de petroleo y su tripulación estaría compuesta por ciudadanos de Corea del Sur, Indonesia, Vietnam y Myanmar. Tanto el barco como la tripulación están detenidos en el puerto de Bandar Abbas (Irán), donde la Guardia Revolucionaria anunció que «el asunto debe ser tratado por los funcionarios judiciales».

El incidente se produce en medio de tensiones entre ambos países por los fondos iraníes congelados en bancos surcoreanos debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos. Precisamente estaba previsto que en los próximos días el viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Choi Jong-kun, visitase Irán para discutir la cuestión, sin embargo fuentes surcoreanas han confirmado que, a raíz de los últimos acontecimientos, todavía no se ha tomado una decisión en este sentido.

Por su parte, Kang Kyung-wha, ministro de Relaciones Exteriores, aseguró que se están llevando a cabo todos los esfuerzos diplomáticos necesarios para lograr la liberación del petrolero y su tripulación. Según trasladó el funcionario surcoreano, las autoridades todavia están tratando de averiguar qué sucedió exactamente a través de la Embajada de Irán en Corea del Sur y la Embajada de Corea del Sur en Irán.

En un comunicado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán dijo que la incautación del petrolero químico se debió a un «problema puramente técnico y debido a la contaminación del mar». El operador del barco ha negado categóricamente que el barco estuviera contaminando las aguas o que incumpliese con normativa alguna.

Paralelamente Corea del Sur ha anunciado el envío de fuerzas militares antipiratería a la zona del Estrecho de Ormuz como respuesta a la captura del barco y para garantizar la seguridad de sus ciudadanos, un esfuerzo en el que busca trabajar con otras naciones que operan en la región.

El petrolero fue capturado por las fuerzas iraníes en la proximidades del Estrecho de Ormuz/Reuters

El Estrecho de Ormuz es uno de los puntos de tráfico de petróleo marítimo más importantes del mundo y a su vez una zona de inflamación recurrente para las tensiones y amenazas entre Estados Unidos e Irán que se han intensificado gravemente desde 2017.

Por su parte, EE.UU y Corea del Sur son aliados militares y, aunque su defensa mutua se estableció principalmente para evitar los ataques de Corea del Norte, obliga a cada uno a acudir en ayuda del otro en caso de cualquier «ataque armado externo».

La preocupación ante posibles escaladas de tensión en el Golfo Pérsico ha aumentado especialmente en el marco del primer aniversario del asesinato en del comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, el general de división Qassem Soleimani, en Irak.

Qasem Soleimani

La importancia de este hecho se refleja en las recientes declaraciones emitidas por Alireza Miryousefi, portavoz de la Misión de la República Islámica de Irán ante las Naciones Unidas, quien aseguró que el asesinato del lider militar iraní el año pasado fue “»algo condenado casi universalmente como un acto ilegal y terrorista (incluso por los aliados de Estados Unidos)». Añadió además que la muerte de Soleimani «no ha afectado a la política de seguridad nacional de Irán, lo que ha hecho es ilustrar al mundo entero la verdadera naturaleza de EE.UU al desobedecer el derecho y las normas internacionales, y la desesperación que siente por su incapacidad para poner a Irán de rodillas».

Miryousefi agregó una advertencia: «Parece que EE.UU insiste en pononer trampas o generar provocaciones como excusa para iniciar el conflicto armado en los últimos días de la administración saliente; Irán está totalmente preparado para defenderse y, si llega a pasar, reaccionará abierta y decisivamente».

Por si no fuera suficiente, Irán ha anunciado que impulsará en sus procesos de refinamiento de uranio. El portavoz del gobierno iraní, Ali Rabiei, dijo en la televisión estatal que el presidente Hassan Rouhani ha dado luz verde a un refinamiento del 20 por ciento en las instalaciones nucleares de Fordo.

La respuesta israelí no se ha hecho esperar y su primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha respondido a la noticia asegurando que “ Israel no permitirá que Irán fabrique un arma nuclear”. Israel, que contaría con su propia arsenal nuclear ha prometido en reiteradas ocasiones bloquear el programa iraní. Tanto es así que en 2005 estuvo a punto de atacar instalaciones iraníes, la última vez que el país anuncio un enriquecimiento del 20%.


Analista especializado en el entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS