LEYENDO

Las claves del nuevo ciclo inversor de Defensa

Las claves del nuevo ciclo inversor de Defensa

Defensa propone que todos los partidos firmen un acuerdo que permita una ley de financiación a largo plazo. Las FAS se dan de plazo quince años para la renovación de sus programas. El departamento de Defensa pondrá en marcha un nuevo ciclo inversor destinado a continuar con el proceso modernizador de las Fuerzas Armadas españolas así como un Plan Integral de Orientación Laboral. Así lo anunció recientemente la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que también explicó, tendrá una óptica a quince años, es decir, deberá incluir programas sobre aquellas capacidades que las Fuerzas Armadas (FAS) van a necesitar renovar en los próximos tres quinquenios.

No está claro cuántos programas van a incluirse en este ciclo ni de cuánto será la inversión económica, aunque la máxima responsable del Departamento de Defensa insiste en que la financiación de las FAS debería ser una cuestión de Estado, alejada de debates partidistas, y ha propuesto que todos los partidos firmen un acuerdo que permita una ley de financiación a largo plazo de las FAS.

CISDE hace un repaso de aquellos programas de modernización que ya se conoce que van a formar parte del nuevo ciclo inversor:
Fragatas F-110. La Armada quiere cinco embarcaciones que cumplirán, principalmente, a labores de escolta, aunque diseñadas para escenarios de alta intensidad, con una importante capacidad de combate en todas las áreas principales de la guerra en el mar, necesario para realizar misiones polivalente, especialmente cuando sean usadas en misiones de proyección de la fuerza o de protección de la fuerza.

Es un programa diseñado para sustituir a las actuales fragatas F-80 de la clase Santa María, que se encuentran ya a la mitad de su vida operativa. Es uno de los programas de modernización que van más avanzados, no en vano, tanto Navantia como Indra llevan ya varios años trabajando en él y el Consejo de Ministros aprobó ya en julio del 2015 las primeras partidas económicas relacionadas con estas embarcaciones.

  • Una imagen del modelo Pirahna V. Blindado 8×8. Es el programa más esperado por el Ejército de Tierra, ya que estos Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR) serán la columna vertebral de las nuevas Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP). Elegido el modelo basado en el Piranha 5, las primeras unidades que entren en servicio serán utilizadas para sustituir a los ya obsoletos pero históricos BMR y también a algunos vehículos de cadenas, como el TOA M-113.

Se realizan varias versiones diferentes de este blindado: VCR-Línea (vehículo de combate sobre ruedas de línea), VEC (exploración de caballería), VREC (de recuperación o grúa), VCZ (zapadores) o VCOAV (observador avanzado de artillería). Al igual que en el caso de las F110, las primeras partidas fueron aprobadas en julio de 2015 después de acumular retrasos por la crisis económica (el Gobierno Zapatero llegó a aprobar una partida de 300 millones para este programa que nunca se hizo efectiva).

  • El helicóptero NH-90.NH-90 naval. El helicóptero NH-90 era la opción elegida en las FAS para solucionar sus necesidades de transporte táctico medio. Sin embargo, han pasado años sin saber si existiría una versión navalizada del mismo que permitiese a la Armada operarlo en sus embarcaciones. Las palabras de Cospedal incluyéndolo en la lista del nuevo ciclo resuelven las dudas que había sobre si Eurocopter iba a trabajar en él o no.
  • Sustitutos del C101. El Ejército del Aire busca sustituto para uno de sus cazas con más solera. El C101 sirve para enseñar a pilotar en la academia de San Javier y es el gran protagonista de las acrobacias de la Patrulla Águila. Quieren un “único entrenador multidisciplinar” y hay cuatro opciones en el mercado que cumplen con los requisitos: el Beechcraft T-6 Texan II, el Pilatus PC-9, el Pilatus PC-21 y el PZL-130 Orlik 3.
  • Multipropósito MRTT. El doble rol de transporte estratégico y reabastecimiento en vuelo es una capacidad que urge cubrir al Ejército del Aire, sobre todo desde que el Boeing 707 fue dado de baja. El modelo de elección está claro desde hace unos años: el Airbus A330-MRTT. Queda ahora por saber el número exacto de unidades que serán adquiridas.
  • Chinook.Nuevos Chinook. Las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) necesitan modernizar su flota de helicópteros Chinook, eje principal del transporte pesado. Este proceso se llevaría a cabo de acuerdo con Boeing, la constructora del aparato. También estaría prevista la adquisición de algún helicóptero más, aunque se desconoce el número exacto.

Además de los anteriormente citados, habrá otros programas de modernización en este nuevo ciclo inversor. Por ejemplo, un nuevo Sistema de Mando y control para el Ejército de Tierra. O también los nuevos aviones no tripulados MQ-9 Reaper (bloque 5) para el Ejército del Aire, para los que el Gobierno ya ha realizado los primeros pagos y también se han realizado los primeros cursos de formación en Estados Unidos.
De igual manera, se aumentarán las partidas presupuestarias para los futuros submarinos S-80 de la Armada, con el objetivo de que se pueda avanzar en la entrega y puesta a punto de las cuatro unidades que siguen estando programadas pese a los retrasos y sobrecostos que lleva este programa.


Periodista y analista internacional. Experta en Seguridad y Defensa y Terrorismo

ARTÍCULOS RELACIONADOS