La mochilla de un militar en misiones

Redacción /Madrid.

Cuando un militar español se va de misión ¿Qué lleva en la mochila? Los soldados que van destinados a zona de operaciones, como Afganistán o Líbano, deben ir a recoger todo el equipo necesario a la Unidad de Apoyo a la Terminal (UAT). Allí se le entrega todo lo necesario para equipar sus mochilas.

Tanto a los Cuerpos Comunes de los Ejércitos (médicos, enfermeros, jurídicos, etc) como a la Guardia Civil se les suministra el équipo básico textil, de calzado y el equipo complementario, que es el mismo que les dan a los que están destinados en unidades militares.

Además se les hace una chapa de indentificación y se borda el nombre y el empleo en un parche “galleta” cosido al uniforme.

Las equipaciones varían dependiendo de la climatología y de la zona donde van a ser destinados. Por lo que hay una uniformidad boscosa y otra árida.

Dos mochilas, la Altus y la ligera de montaña.
Saco de dormir/esterilla/uniformes.

Chaleco/casco.

Dos pares de guantes/botiquín.
Trajes interiores.
Trajes de interperie con costuras termoselladas y transpirables.
Gafas de protección Esx/parches de misión
La cantimplora isotérmica Camelbak
La calcetines/botas de frio extremo

Además, para la misión en Afganistán se les entrega botas de lona para el desierto, chambergo y cinta refrigerante para evitar el calor.

Para el Líbano un conjunto de boínas, pañuelos y los manguitos azules, distintitos de las misiones de Naciones Unidas.
Un equipo completo y de gran calidad es lo que llevan nuestros soldados a las zonas de operaciones para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones posibles.


ARTÍCULOS RELACIONADOS