LEYENDO

«Me hice reservista porque tenía una deuda con la ...

«Me hice reservista porque tenía una deuda con la defensa de España»

Por Carlos González de Escalada

Todo el mundo conoce al presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago Terraza; pero casi nadie sabe que el líder extremeño es además alférez de Infantaría de Marina honorífico. Antes, siendo senador por el Partido Popular, ingresó como oficial reservista voluntario y conoció las Fuerzas Armadas desde dentro. Su destino de activación era una unidad tan disciplinada y operativa como es el Tercio de Armada en San Fernando. Una vez que accedió a la presidencia de la Junta de Extremadura, solicitó su cese como reservista voluntario y su ingreso como reservista voluntario honorífico, que sigue confiriéndole la consideración de oficial. En la actualidad, desde su alto puesto institucional, sigue manteniendo estrechas relaciones con su querida Armada.

José Antonio Monago concede esta entrevista exclusiva al Observatorio en el que habla de la figura del reservista voluntario desde su perspectiva personal. El presidente accede a ello, según sus palabras: «gustoso y honrado»:

Observatorio de Inteligencia Seguridad y Defensa: Poca gente sabe que el actual presidente de la Junta de Extremadura fue reservista voluntario antes de ejercer su cargo actual. ¿Qué recuerdo tiene de su etapa como militar voluntario?

José Antonio Monago: No tengo palabras más que de gratitud por haber participado en ese derecho constitucional, aún bastante desconocido, en la defensa nacional. Recuerdos emotivos del paso por la Escuela Naval Militar de Marín, del Tercio Sur y Tercio de Armada en San Fernando, y de tantos y tantos compañeros de distinto empleo, que han hecho de la experiencia un motivo de orgullo y recomendación a quienes tengan alguna duda de dicho servicio. 

 ¿Qué le motivó para convertirse en reservista voluntario?

Una deuda. Puede sorprender la respuesta pero fue así. No hice el servicio militar por razones de estudios cuando me correspondía, y también, posteriormente en razón de ser cargo público. La inmensa mayoría de las personas de mi generación hicieron el servicio militar cuando era obligatorio. Hay quienes me han dicho que no había deuda alguna al acogerme a un derecho, pero hubo siempre en la conciencia -y esas cosas tengo por costumbre saldar- que debía algo a la defensa de España. Así qué la Reserva me ha colmado: pagué mi deuda, y además gané una experiencia enriquecedora e inolvidable.

Como militar, obtuvo el empleo de alférez de Infantería de Marina y tras su último compromiso se ha convertido en un oficial reservista voluntario honorífico. ¿Cuáles son sus mejores recuerdos o anécdotas de sus periodos de activación?

Recuerdo una unidad muy organizada, con una programación exhaustiva de la actividad en los batallones, muy operativa y con grandes capacidades. Y destacaría del Tercio de Armada la plena integración de los reservistas voluntarios con las unidades en las que prestábamos servicio. La participación plena en la rutina diaria programada, desde educación física, clases teóricas, procedimientos, ejercicios de tiro, combate urbano, etc. En el Tercio, eres uno más y como tal se te trata. Recuerdo el día de la incorporación, con la consiguiente presentación al coronel del Tercio, el encuentro con los compañeros, y con nostalgia, y mucha, el día de la despedida. Y la forma de moverse, siempre rápido. La humedad de la bahía, las carreras matinales, la entrega de los soldados matizados por múltiples acentos…

Como alférez de IM reservista voluntario honorífico ¿sigue manteniendo una especial vinculación con la Armada?

Sigo manteniendo lazos con ella. Cuando serví en Armada nadie supo de mi condición de senador. Por eso elegí un arma que no había en mi comunidad. Cerca de donde vivo está la Escuela de Reactores del Ejército del Aire, y también la Base General de Bótoa del Ejército de Tierra. Busqué la Armada para que mi integración fuera plena, como así fue.

Tras mi elección como Presidente de Comunidad, ya se supo de dicha condición. 

Siempre que me han pedido colaboración, y viceversa, hemos sumado energías. Lo hicimos para rendir homenaje al insigne granadero Martín Álvarez Galán, en su pueblo natal Montemolín (Badajoz), donde acudió una nutrida representación de la Infantería de Marina Española. En estos momentos estoy rescatando información sobre el mismo, y la Armada a través de sus archivos, están colaborando en todo momento. Y además, el Consejero de mi gobierno, Pedro Nevado Batalla, también sirve como alférez RV en el Tercio de Armada.

¿Qué aspectos descubrió en las Fuerzas Armadas gracias a su condición de oficial reservista?

Su capacidad de servicio y sacrificio, a pesar de los tiempos difíciles que nos ha tocado vivir, haciendo de la necesidad virtud en múltiples ocasiones. Y también, cómo ha conseguido imbricarse en la sociedad española, colaborando con el resto de instituciones civiles cuando se precisa. Además de la gran formación de mucho de sus mandos, un auténtico lujo que pasa bastante desapercibido, tal vez por esa vocación de servicio, que se realiza con bastante humildad.

Si antes formaba con sus compañeros, ahora, cuando el presidente de la Junta de Extremadura acude a un acto militar, se le reserva un puesto de máximo honor ¿cómo se siente en estos casos?

Muy honrado de representar a mi Comunidad, y a la vez, con un sentido de admiración hacia quienes forman, por el servicio tan importante que prestan.

Otros ilustres alféreces reservistas voluntarios incluyen a los diputados Vicente Ferrer Roselló (PP), Carmen Navarro Cruz (PP); y a los senadores Arcadio Díaz Tejera (PSOE), José Ignacio Palacios Zuasti (PP). ¿Ha hablado de ello con dichos “miembros de la familia de reservistas voluntarios”?

Lamentablemente no he tenido la oportunidad de conocerlos, tal vez por aquello que expresaba anteriormente, y es que quise hacer la Reserva de manera muy anónima.

Desde su doble perspectiva cívico-militar ¿cree que los líderes militares necesitan buenos líderes políticos?

Hay tantos líderes militares buenos como políticos buenos. No son departamentos estancos. Al igual que buenos empresarios, o buenos ciudadanos en general. Son vasos comunicantes. Y puedo afirmar que como en todos los sectores, en general, son muy buenos. Y las excepciones, aunque notorias, excepciones son.

 

¿Considera que Gobierno del Partido Popular está haciendo lo suficiente para potenciar la reserva militar española?

Creo que la reserva militar es aún hoy, quizá por su juventud una gran desconocida. Además, ese desconocimiento, y el deber de atender las obligaciones internacionales con los recursos actuales, hace que su impulso no sea una prioridad. Dotarla convenientemente exige una aportación presupuestaria, y la coyuntura hace que se priorice otras necesidades de las Fuerzas Armadas. En estos momentos el Gobierno de España está haciendo más con menos, y eso urge una reorganización y racionalización de las Fuerzas Armadas.

Extremadura acoge cada año el mayor evento deportivo-militar para reservistas voluntarios, el famoso «Raid Iberlix” ¿Qué apoyos presta el Gobierno extremeño a este evento?

Los ayuntamientos extremeños, y el Gobierno de Extremadura apoyan cada edición el Raid Iberlinx. Este último, fundamentalmente, con el apoyo inestimable del Centro Regional de Urgencias y Emergencias 112.

¿Cree que los modelos de reserva militar vigentes en otros países pueden funcionar en España?

Dada la juventud de la Reserva, esta es susceptible de mejora e impulso, y sin duda, el análisis de otros modelos es una vía perfecta para su mejora permanente, si bien, el modelo en España ha de tener su sello propio, y siempre al servicio del derecho constitucional que consagra, no podemos olvidar esto.

¿Recomendaría a otros compatriotas hacerse reservistas voluntarios?

Por supuesto, la respuesta es rotundamente sí.

Muchas gracias, presidente.

Muchas gracias a ustedes.


Doctor en Ciencias Sociales por UDIMA. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. MBA por la Henley Business School y Máster Oficial en Seguridad, Defensa y Geoestrategia por la UDIMA. Fundador y Presidente de CISDE. Director general de SAMU y RedTeamCW. Numerario de la Academia Andaluza de la Historia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS