LEYENDO

¿Cómo una falsa alerta de misil balístico provocó ...

¿Cómo una falsa alerta de misil balístico provocó el pánico en Hawai?

La diferencia entre seleccionar una opción u otra en los habituales menús desplegables de los programas informáticos puede tener consecuencias casi catastróficas. Un ejemplo de ello ha sucedido hace unas semanas en las paradisiacas islas estadounidenses de Hawái, donde un fallo de este tipo ha provocado que se anunciara una alerta por impacto de misil que llevó durante unas horas el pánico a la zona.

El mensaje del servicio de alerta llegó a todos los dispositivos móviles que se encontraban en la isla: “Alerta de emergencia. Amenaza de misil balístico sobre Hawái. Busquen un refugio inmediatamente. Esto no es un simulacro”. En cuestión de minutos, todos los medios de la isla había replicado el mensaje. En las televisiones quedaba fijado el siguiente mensaje: “El Mando del Pacífico de Estados Unidos ha detectado la amenaza de un misil sobre Hawái. Un misil puede impactar sobre tierra o mar en los próximos minutos. Esto no es un simulacro”.

Los ciudadanos corrieron a ponerse a salvo atemorizados ante el primer ataque que sufría el archipiélago desde el de Pearl Harbor en 1945. Se recluyeron en sus viviendas o centros de trabajo. Todo parecía indicar que Corea del Norte había cumplido con sus amenazas y comenzaba un conflicto bélico con tintes nucleares. Sin embargo, todo era un trágico error informático.

La investigación oficial llevada a cabo por las autoridades estadounidenses ha concluido que el envío de la alerta se produjo porque un empleo se equivocó al seleccionar una opción en un menú desplegable. Un error al que había ayudado demasiado un software informático cuyo funcionamiento es demasiado engorroso. Exactamente, seleccionó la opción “alerta de misil”, en lugar del de “probar alerta de misil”.

El funcionario estadounidense debía haber pulsado la segunda opción, que comprueba que el sistema de notificaciones está funcionando de forma correcta sin la necesidad de enviar una alerta real a los ciudadanos, sin embargo, pulsó la primera. Además, cuando le salió una ventana emergente pidiéndole que confirmase el envío de alerta, la pulsó de manera automática, sin pensar mucho en la decisión.

La Agencia de Gestión de Emergencias Hawaiana (HEMA, por sus siglas en inglés) ha informado después de este incidente que va a realizar algunos cambios en el sistema informático que controla el envío de estas alertas.

El primero va a ser crear la opción de cancelación, de modo que si alguien vuelve a cometer el error, se pueda mandar acto seguido un nuevo mensaje a los móviles informando de que la alarma era un error, algo que no se podía hacer hasta ahora. Otro de los cambios en el sistema será que para el envío de la alarma será necesaria la confirmación de un segundo trabajador, que tendrá que confirmar la alerta de su compañero.

 


Periodista y analista internacional. Experta en Seguridad y Defensa y Terrorismo

ARTÍCULOS RELACIONADOS