LEYENDO

Austero, rápido y sin problemas

Austero, rápido y sin problemas

Redacción /Madrid.

El acto de este año del Día de la Fiesta Nacional se ha carecterizado por la austeridad, lo rápido de la secuencia del desfile (no se ha llevado a cabo el paso de blindados, ni el desfile aéreo tradicionales) y por la ausencia de contratiempos, ni siquiera los famosos “pitos” a los políticos. El acto central ha consistido en un acto de homenaje a la Bandera Nacional, que se celebró en la madrileña Plaza de Cánovas del Castillo, junto con un desfile militar, que se desarrolló entre la Plaza del Emperador Carlos V y la Plaza de Colón. Posteriormente, tuvo lugar en el Palacio Real de Madrid la tradicional recepción a una representación de la sociedad española

Los Reyes, los Príncipes y la Infanta Doña Elena, que llegaron a la Plaza de Cánovas del Castillo escoltados por un Escuadrón de la Guardia Real, fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Seguidamente, fueron saludados por el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y el presidente de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echevarría.

  • Celebración del Día de la Fiesta Nacional. Sus Majestades los Reyes y los Príncipes de Asturias durante la interpretación del Himno Nacional
    © Casa S.M. el Rey / Borja FotógrafosSus Majestades los Reyes y los Príncipes de Asturias durante la interpretación del Himno Nacional

    Madrid, 12.10.2012

  • Celebración del Día de la Fiesta Nacional. Fotografía de la Tribuna
    © Casa de S.M. el Rey / Borja FotógrafosFotografía de la Tribuna

    Madrid, 12.10.2012

  • Celebración del Día de la Fiesta Nacional. Los Reyes y los Príncipes de Asturias durante el desfile de tropas

Un batallón de la Guardia Real se encargó de rendir Honores; posteriormente, Su Majestad el Rey pasó revista a las tropas y los miembros de la Familia Real asistentes fueron saludados por el resto de autoridades presentes en los actos.Tras el izado de la Bandera, a los acordes del Himno Nacional, comenzó a continuación el Homenaje a los que dieron su vida por España. La Unidad de Música de la Guardia Real interpretó “La Muerte no es el final”, a cuyos compases se realizaron los movimientos de guiones y portacoronas, y se efectuó la ofrenda de una Corona de Laurel.

Tras el toque de Oración, el sobrevuelo de la Patrulla “Águila” del Ejercito de Aire por el Paseo de la Castellana, que dibujó en el cielo los colores de la Bandera Nacional, y una descarga de fusilería por una Compañía de la Guardia Real, comenzó la parada militar, en la que participaron cerca de 3.000 efectivos.

Una vez finalizados los actos, los Reyes, los Príncipes y la Infanta Doña Elena fueron despedidos por el presidente del Gobierno, el ministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, para trasladarse al Palacio Real, donde se celebra la tradicional recepción con motivo de la Fiesta Nacional.


ARTÍCULOS RELACIONADOS