LEYENDO

El Programa Mundial de Alimentos, custodiado por l...

El Programa Mundial de Alimentos, custodiado por la fragata “Reina Sofía”

Marta Gómez/ Sevilla.

Uno de los buques pertenecientes al Programa Mundial de Alimentos, el buque mercantes “Fadhil Rabi”, ha sido escoltado por la fragata “Reina Sofía” enmarcado en la operación “Atalanta”. Asimismo, la OTAN y la UE han detenido a seis presuntos piratas con el buque HNLMS Rotterdam en el Golfo de Adén. La Operación “Atalanta” se encarga de luchar contra el deterioro de la seguridad marítima provocado por el tráfico de la piratería

La tercera escolta que ha realiza la fragata “Reina Sofía” –desplegada el pasado mes de marzo- tiene como objetivo proteger el buque “Fadhil Rabi” del Programa Mundial de Alimentos, que comenzó su andadura el pasado lunes en el puerto de Yibuti (Yibuti) y finalizó el pasado jueves en el puerto de Boosaaso (Puntland). Entre sus cometidos también se encuentra el “refuerzo de la seguridad marítima contra la piratería en aguas del Golfo de Adén y la cuenca de Somalia, así como contribuir al control de las actividades pesqueras en la zona”, aclaran desde Armada Española.

“Atalanta”, en la lucha contra la piratería marítima
La Operación “Atalanta” –iniciada a comienzos de 2008 por la OTAN, la UE y la coalición de Fuerzas Marítimas Combinadas (CMF), liderada por Estados Unidos- empezó a desplegar sus buques de custodia en las aguas del cuerno de África para proteger las misiones internacionales.

Entre las misiones que ha llevado a cabo “Atalanta” destacan la “disuasión, prevención y lucha contra los actos de piratería y robo a mano armada que tienen lugar frente a las costas de Somalia”, comentan desde el Ministerio de Defensa.

España es uno de los países que más colabora en esta operación mediante las fragatas “Victoria”, “Numancia”, “Navarra”, “Santa María” y “Reina Sofía”, la última en realizar la protección al Programa Mundial de Alimentos. Desde que se aprobó la resoluciones 1814/2008, 1816/2008, 1838/2008, 1846/2008 y 1851/2008 y 1897/2009, algunos países decidieron actuar de forma unilateral mediante el envío de medios aéreos y navales al conflicto: Rusia, China, Japón, India, Indonesia, Malasia, Australia, Irán y Arabia Saudí.

La OTAN y la UE interceptan otro barco pirata
Por otra parte, la Armada Holandesa ha liberado un barco pirata en el Golfo de Adén recientemente donde detuvieron a seis presuntos piratas. Esta detención se ha podido realizar gracias a la acción coordinada de la OTAN y la UE que iniciaron la búsqueda de dicho barco el pasado 8 de agosto. Así mediante el buque insignia de la Operación Escudo del Océano –HNLMS Rotterdam- se pudo poner fin a este entramado pirata.

“No tenían ningún lugar al que ir”, explica el oficial al mando del Convenio de Rotterdam HNLMS, Huub Hulsker, quien dio órdenes estrictas sobre cómo llevar el abordaje.

Después de abordar el buque, la Inteligencia Naval determinó que los presuntos piratas habían sido transferidos a otro buque, el Nour Bourhan, que fue localizado por otra unidad de la Fuerza Naval de la UE, la fragata alemana de Sajonia. Al ver que los piratas pensaban dirigirse al este de Somalia para llevar a cabo otros vínculos, tanto la OTAN como la UE decidieron tender una trampa a los piratas con el fin de eliminar esta amenaza para la marina mercante internacional. “El equipo de tripulación se encontraba a bordo y en un tiempo establecido de 20 minutos, se arreestaron a los supuestos piratas”, especifica Hulsker.


ARTÍCULOS RELACIONADOS