LEYENDO

Fallece militar español: El comandante Yarto alcan...

Fallece militar español: El comandante Yarto alcanza la cima más alta, el cielo

El comandante Fernando Yarto, destinado en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE), en Jaca, ha fallecido esta mañana a causa de las heridas sufridas por un disparo fortuito que recibió ayer mientras supervisaba un ejercicio con fuego real en el campo de tiro “Las Batiellas”. De esta forma, el Ejército de Tierra y el Ministerio de Defensa anunciaban la trágica muerte del comandante Yarto.

Según fuentes oficiales, el oficial fue atendido inmediatamente sobre el terreno por el médico de la unidad y, posteriormente, fue trasladado en una UVI móvil militar hasta el hospital de Jaca. Allí, tras ser estabilizado por el equipo médico, se decidió su evacuación en un helicóptero del 112 al hospital “San Jorge” de Huesca, en el que ingresó con pronóstico muy grave. Una vez intervenido quirúrgicamente fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde finalmente ha fallecido.

Asimismo, se destaca que el accidente mortal ocurrió durante un ejercicio táctico nocturno con fuego real. El disparo fortuito le afectó la zona inguinal, causando daños en las arterias de la zona y, como consecuencia, graves hemorragias.

El comandante Yarto, de 48 años, era profesor y jefe del Departamento de Instrucción y Adiestramiento del Curso de Montaña, que se imparte en la EMMOE. Natural de Burgos, vivía en Jaca y era miembro del Grupo Militar de Alta Montaña desde el año 2000 y se encargaba de la planificación de sus actividades. El militar participó en varias expediciones al Himalaya y otras cordilleras, coronando varios ochomiles durante su trayectoria profesional.

Esa es la parte oficial, la parte más personal es el adiós a una buena persona, a un excelente profesional, a un amante de la montaña, a un amigo de sus amigos. Su familia, su mujer, ahora necesitan de todo el apoyo de la familia militar.

Fernando Yarto amaba la montaña, era su mundo, pero no sólo como algo ajeno a las FAS, ya que entendía y defendía que el trabajo del Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM) era una parte más del Ejército de Tierra. Su formación y sus capacidades les hace ser los idóneos para actuar en cualquier parte del mundo; probar nuevo material ante situaciones extremas, y ayudar ante catástrofes. Y cuando lo contaba lo hacía con verdadera ilusión, porque creía en su trabajo, y creía en su equipo.

“Nuestras experiencias adquiridas en la expediciones nos hacen capaces de alcanzar con rapidez, informar y actuar en lugares remotos donde se hayan producido desastres naturales o en escenarios de crisis”, afirmaba el propio comandante Yarto, en una entrevista para la Revista Atenea en el año 2011. Estas situaciones de emergencia pueden darse en cualquier zona, incluso de difícil acceso. Por eso, los montañeros del Grupo serían las personas idóneas para habilitar itinerarios de acceso a otras capacidades civiles o militares, así como para dirigir y trasladar a personal especialista (sanitarios, ingenieros en telecomunicaciones,…) y llevar a cabo tareas de salvamento en condiciones extremas.

El comandante Yarto será recordado por muchos, amigos, compañeros, oficiales, suboficiales, tropa, sus amigos los sherpas. Todos. Y desde este medio, que tuvo la ocasión de hablar con él en muchas ocasiones para narrar sus “picos alcanzados”, queremos expresar nuestro más profundo pésame. Ya alcanzó la cima más alta, el cielo.


Analista de inteligencia en el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, Sección J9/Influencia y criminólogo. Especializado en análisis geoestratégico, del entorno de la información y cuestiones de género.

ARTÍCULOS RELACIONADOS