LEYENDO

General Francisco Romero (UNIFIL): “La segur...

General Francisco Romero (UNIFIL): “La seguridad colectiva nos lleva a intervenir en los conflictos para poder solucionarlos por la vía pacífica”

El general de Brigada Francisco Romero Marí, jefe de UNIFIL.

El general de Brigada Francisco Romero Marí ha ejercido el mando en diversas unidades de Infantería. Ostenta experiencia en un abanico de misiones en el extranjero en el Kurdistán, Antigua Yugoslavia (UNPROFOR) y Iraq (Inhered Resolve). Desde noviembre del pasado año lidera la brigada del sector Este de UNIFIL, la Fuerza Provisional de Naciones Unidas en el Líbano.

Pregunta. España lleva más de una década en la misión UNIFIL, ¿Qué valoración se saca hasta la fecha?

Respuesta. La valoración es tremendamente posotiva. De hecho desde el 2006, las Fuerzas de Naciones Unidas desplegadas en el Líbano (UNIFIL), de las que el contingente español forma parte asumiendo el mando de una Brigada Multinacional y de un Sector completo, han contribuido de forma determinante a mantener la paz y la estabilidad en todo el sur del Líbano, siendo éste el periodo de paz más prolongado que se ha vivido en este país desde su independencia. Podemos por lo tanto estar satisfechos de la contribución a la paz y a la estabilidad que España está materializando a través del contingente aquí desplegado. 

P. ¿Qué proyección tiene España en esta misión?¿Cómo se definiría el objetivo final de nuestro país en UNIFIL?

R. El objetivo de España no puede ser distinto del que establece el mandato de Naciones Unidas que aprueba esta misión y que es fundamentalmente asegurar el cumplimiento de ese acuerdo temporal de alto el fuego y de respeto mutuo firmado entre Israel y el Líbano. Pero evidentemente el objetivo final es que esa temporalidad, se convierta en permanente y que el conflicto entre los dos países que hoy en día está todavía abierto, se cierre definitivamente. 

En Líbano se materializa la lucha de poder entre Irán y Arabia Saudí por lograr una posición de privilegio en todo Oriente Medio. Aquí todavía se está en guerra con Israel; se sufren muchas de las consecuencias de la guerra de Siria; conviven un gran número de refugiados sirios y palestinos y además es un país con graves problemas económicos.

P. ¿Qué hace tan complejo al Líbano para alcanzar los objetivos?

R. El Líbano es un país complejo en sí mismo. Es un país en el que conviven hasta 18 confesiones distintas, con un sistema político aconfesional pero basado precisamente en esas confesiones. Un país, pequeño de tamaño, pero en el que de alguna manera se reproducen los problemas de todo Oriente Medio, con luchas internas entre Chiitas y Sunitas, pero donde las otras religiones, como la cristiana o la drusa, también buscan su espacio; un país donde se materializa la lucha de poder entre Irán y Arabia Saudí por lograr una posición de privilegio en todo Oriente Medio; donde todavía se está en guerra con Israel; donde se sufren muchas de las consecuencias de la guerra de Siria; donde conviven un gran número de refugiados tanto sirios como palestinos y además un país con graves problemas económicos, ahora complicados por el descubrimiento de reservas de gas y petróleo en zonas de litigio con Israel. Todo eso es lo que hace que sea tan difícil alcanzar objetivos concretos en el Líbano.

P. ¿La evolución política de Hezbollah ha supuesto un problema a la hora de tratar con las LAF dada la colaboración mutua actual?

R. En absoluto, ya que Hezbollah en el Líbano, como tal, se está moviendo actualmente en el ámbito institucional y político y no en el ámbito militar. Las LAF están organizándose y creciendo con la vocación de convertirse en una Institución transversal capaz de asumir la defensa del territorio y de la soberanía libanesa. De hecho, una de las misiones que tiene UNIFIL es la de acompañar y apoyar a las LAF a medida que van desplegando en el Sur del Líbano y prestarle asistencia para evitar la reanudación de las hostilidades. Y en estas actividades que UNIFIL desarrolla con LAF en nada interviene Hezbollah. 

P. ¿La guerra en Siria ha afectado de algún modo la operación de UNIFIL? ¿se ha notado de algún modo el fundamentalismo en la zona?

R. La guerra de Siria indudablemente ha afectado y está todavía afectando de forma importante al Líbano, principalmente porque es un elemento desestabilizador de toda la zona. Pero en lo que se refiere al impacto sobre la labor de UNIFIL, se pueden señalar dos aspectos principales. En primer lugar, el esfuerzo que las LAF tuvieron que realizar combatiendo en la zona Norte del Líbano para poder defender su propio territorio y el mantenimiento permanente de tropas a lo largo de toda la frontera Este con Siria, ha retrasado el despliegue de las LAF en el Sur y por lo tanto ha dificultado el apoyo que UNIFIL debía prestar a las LAF para asegurarle la capacidad de evitar la reanudación de las hostilidades.

El segundo aspecto es el de los refugiados sirios en el Líbano, que se ha convertido en un tema de discusión a nivel internacional, sobre todo en estos momentos en los que se está planteando su regreso a Siria; las dificultades de convivencia entre la población local y estos refugiados sirios en algunas zonas específicas, afecta de forma indirecta a las relaciones entre UNIFIL y las propias autoridades y población local. Pero en lo que se refiere a un mayor fundamentalismo en la zona, no hemos notado grandes cambios.

Base española Miguel de Cervantes al servicio de UNIFIL.

Base española Miguel de Cervantes al servicio de UNIFIL.

P. ¿La idea es hacer entender a la población que UNIFIL es una fuerza de qué?¿Cómo se consigue hacer llegar la idea de que no estáis aquí para hacer la guerra?

R. Es evidente que se trata de explicar a las autoridades y a la población que UNIFIL es una fuerza de paz que garantiza seguridad, genera estabilidad y en consecuencia contribuye a establecer las condiciones adecuadas para facilitar progreso y bienestar a la población. Que no estamos aquí para hacer la guerra, yo creo que está muy claro en la mente, y en mucho corazones, de la población libanesa; pero la desconfianza de un pueblo acostumbrado a vivir en conflicto permanente necesita tiempo para ser superada; quizá incluso necesita un cambio generacional; por eso, como he expresado anteriormente, las generaciones que están creciendo en estos años de paz y estabilidad, a los cuales ha contribuido la presencia de UNIFIL, empiezan a entender que ese es el camino a seguir y que es importante que UNIFIL lo recorra junto a ellos. 

El papel de las Unidades CIMIC (Cooperación Cívico Militar) es muy importante porque son las responsables de materializar el enlace y las relaciones con la población local.

P. En este tipo de escenarios ganar la mentalidad de la población local es clave, ¿Qué papel tienen la unidad CIMIC? ¿Es este tipo de unidades la llave para alcanzar los resultados de la misión?

R. El papel de las Unidades CIMIC (Cooperación Cívico Militar) es muy importante porque son las responsables de materializar el enlace y las relaciones con la población local. A través de ellas se identifican necesidades en la zona, se organizan reuniones con autoridades, se explica la labor de UNIFIL, se resuelven malos entendidos.

Por todo ello, estas Unidades CIMIC son muy importantes; pero quiero aquí resaltar que ganarse la mentalidad de la población local – yo preferiría hablar de ganarse su corazón y su cariño – es labor de todos. La preparación de todos y cada uno de nuestros soldados, el respeto a la cultura y costumbres locales, la colaboración desinteresada, la ayuda generosa en definitiva, la actitud de cercanía que nuestros militares muestran en el desarrollo de sus cometidos es la que al final se gana los corazones de la población local. Y tengo que decir que esa actitud para los españoles es algo casi natural y espontáneo.

P. ¿Qué llevó a España a implicarse de una forma tan capital en esta misión? ¿Qué significa para España a día de hoy UNIFIL?

R. Evidentemente conceptos como el de seguridad global o de seguridad colectiva, son los que hoy en día nos llevan a intervenir en los conflictos allí donde se producen para intentar solucionarlos por la vía pacífica, antes de que se compliquen y se expandan a otras zonas. Cualquier conflicto hoy en día puede afectar, de forma directa o indirecta, a cualquier parte del globo. Por lo tanto, cuando en este caso del Líbano UN solicita ayuda a los países miembros para intentar sofocar un conflicto que amenazaba con desestabilizar todo Oriente Medio, España, también impulsada por un espíritu de solidaridad, no duda en responder ofreciendo sus tropas. Y ese sigue siendo la razón de mantener las fuerzas españolas en UNIFIL. Desgraciadamente, esta zona es una zona muy complicada y los problemas o conflictos no se resuelven de manera rápida y fácil. Es verdad que se ha avanzado en la estabilidad, pero no se ha alcanzado todavía la paz definitiva que buscaba la resolución de UN al aprobar esta Operación. Eso hace que el despliegue de UNIFIL siga teniendo todavía un enorme sentido.

Tropas españolas patrullando la Blue Line.

Tropas españolas patrullando la Blue Line.

P. Desde vuestra posición y en nombre de Naciones Unidas, ¿Cuál es la relación con las fuerzas israelíes y libanesas?

R. Las relaciones están claramente establecidas. UNIFIL es una fuerza interina que despliega en el Líbano, además de para vigilar el cumplimiento del alto el fuego, para proporcionar a LAF la colaboración necesaria para que este vaya desarrollando las capacidades que le permitan defender su propio territorio. Por lo tanto las relaciones con LAF son muy estrechas. Por el contrario, no hay ninguna relación con las fuerzas israelíes, dado que éstas se encuentran en su propio territorio. Aunque hay que señalar que hay una Unidad dentro de UNIFIL que se encarga de garantizar el enlace permanente entre los dos ejércitos para intentar aclarar cualquier mal entendido que se pueda generar. Esta es la única unidad que mantiene contacto con el ejército israelí.

P. A pesar del progreso y la desescalada de tensión, ¿se ve un final para esta misión? ¿En qué momento se dará por acabada?¿Se puede estimar el tiempo para la cesión de prerrogativas a las fuerzas libanesas?

R. Es difícil saber lo que todavía puede prolongarse la misión de UNIFIL, pero se están dando pasos importantes hacia una situación más estable. No quiero pecar de ingenuo porque Oriente Medio es un escenario muy complicado y hay muchos factores desestabilizadores en todo Oriente Medio que hacen muy difícil intentar predecir algo. Pero como he dicho en estos momentos hay indicadores en el Líbano, como las elecciones, la política de disociación, la progresiva capacitación de las LAF, el apoyo económico internacional que nos invitan a pensar que se va hacia una situación más estable. Y si todas estas iniciativas mantuvieran el impulso en los próximos meses, creo que se podría iniciar el repliegue de parte de las fuerzas de UNIFIL en no mucho tiempo e irlas reduciendo a partir de ese momento de forma progresiva, en beneficio de la LAF. No obstante, habrá que ir analizando la situación en cada momento y adoptando las decisiones pertinentes.


Analista independiente, especializado en Conflictos Armados, Terrorismo y Geopolítica

ARTÍCULOS RELACIONADOS