LEYENDO

Las Fuerzas Armadas se blindan contra drones hosti...

Las Fuerzas Armadas se blindan contra drones hostiles

La protección frente a las nuevas amenazas a la seguridad, producto de la utilización de tecnologías cada vez más modernas por parte de nuestros enemigos, constituye una de las principales prioridades de la mayoría de ejércitos, esfuerzo que comparten y asumen desde hace tiempo las Fuerzas Armadas españolas.

Escudo del Mando de Artillería Antiaérea/Ejército de Tierra

De ahí la designación del Mando de Artillería AntiAérea (MAAA) como unidad de referencia en el adiestramiento de las unidades de la Fuerza Terrestre sobre la utilización de sistemas anti-dron (C-RPAS). Las instalaciones del Regimiento de Artillería Antiaérea nº71 acogerán la preparación previa de los efectivos antes de ser desplegados en Zona de Operaciones. Durante este periodo de instrucción, recibirán además formación relacionada con la utilización de estos sistemas, también serán informados sobre la proliferación de este tipo de aparatos en las actuales zonas de conflicto.

El pasado mes de enero conocíamos la noticia del fallecimiento de cinco militares yemeníes, incluido el jefe de la inteligencia militar yemení, como resultado de un ataque perpetrado con un dron explosivo en la base militar de Al Anad, localizada en la provincia de Lahj, durante la celebración de un desfile.

El ataque, perpetrado por los rebeldes Huthi, constituye solamente uno de los cada vez más frecuentes ejemplos de utilización de este tipo de tecnologías, especialmente en Oriente Medio. Popularizados por el Daesh durante sus campañas en Siria e Irak, estos dos escenarios han sido tristemente “pioneros” en lo que a uso de drones armados con material explosivo se refiere.

Restos de un dron Qasif-1 encontrados en Yemen en febrero de 2017/Conflict Armament Research

No obstante, la amenaza que supone la utilización de este tipo de dispositivos no está limitada al uso de material explosivo incorporado. El empleo de drones a la hora de obtener inteligencia, con fines de vigilancia y monitorización de los movimientos de los efectivos, etc., constituyen una práctica acreditada y cada vez más habitual por parte de los grupos terroristas de cara a la planificación de atentados.

En razón de ello, la defensa de las instalaciones militares y su blindaje, tanto a nivel nacional como internacional, frente a las múltiples amenazas que supone la utilización de drones por parte del enemigo, es hoy una prioridad para las Fuerzas Armadas españolas.

Con este objetivo, en 2017 se produce por parte de la Subdirección General de Adquisiciones de Armamento

Componentes del Sistema AUDS de Defensa Anti-UAV/Blighter

y Material, la compra de un sistema “C-RPAS” (anti dron). Dicho sistema, conocido como AUDS (Anti-UAV Defense System), está diseñado para la interrupción y la neutralización de UAVs (vehículos aéreos no tripulados), RPAS (sistemas de aviones pilotados de manera remota)o UAS (sistemas de aviones no tripulados).

Combina el uso de un radar A400 y un conjunto de cámaras capaces de detectar remotamente objetos voladores de hasta diez centímetros, con un alcance de diez kilómetros y capaz de operar 24 horas bajo cualquier condición meteorológica. Una vez detectados y después de proceder a su clasificación, el sistema proporciona la opción de inhibir la señal para estrellar el aparato intruso.

En este mismo marco se desarrolla el proyecto CONDOR promovido por la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa para la evaluación de sistemas anti-RPAS. Diferentes empresas participan en el proyecto, desarrollando sistemas que se adapten a las necesidades de las unidades militares españolas a la hora de hacer frente a las amenazas que suponen este tipo de drones hostiles.

Escudo de la Dirección General de Armamento y Material/Ministerio de Defensa

Durante la primera fase del proyecto las prestaciones de los sistemas desarrollados por las empresas participantes, fueron puestas a prueba en laboratorio. En la actualidad, durante la segunda fase, se pondrán a prueba los sistemas seleccionados dentro de unidades operativas, para a continuación implementar las capacidades de I+D adecuadas a los requisitos de las diferentes unidades.

Uno de estos sistemas seleccionados durante la segunda fase del proyecto es el conocido como NFZRONE/ATENEA, desarrollado por Centum. Este sistema basa su funcionamiento en técnicas de “spoofing GPS”, capaces de burlar al sistema de navegación del dron enemigo, suplantando su señal, de manera que la posición real del aparato sea sustituida por otra distinta y de esta manera pueda ser dirigido a una zona donde ser interceptado.

Esta última propuesta, a diferencia del sistema AUDS que se basaba en la neutralización de la señal, cuenta con la ventaja de poder convertir al dron enemigo en un “caballo de Troya” que por ejemplo regrese al punto de despegue, o del que se puede extraer valiosa información a través de análisis forenses.

Las pruebas que se han realizado pasan también por adecuar la instalación de este tipo de sistemas en las distintas unidades de las Fuerzas Armadas. Otro ejemplo sería la instalación de armamento de mando remoto sobre los nuevos vehículos tácticos. Se trataría de torres de armas dirigidas desde su interior sin necesidad de que el militar permanezca fuera del vehículo, pudiendo apuntar y disparar limitando de esta forma los riesgos para su integridad física.


Analista de inteligencia. Especializado en análisis del entorno de la información y Defensa.