LEYENDO

Reflexiones sobre la quinta etapa histórica del yi...

Reflexiones sobre la quinta etapa histórica del yihadismo (II)

Por Alejandro Adán Pascual.

Director del curso «Introducción al Análisis del Mundo Islámico: Historia, Evolución y Yihadismo», que se imparte en el Campus Univesitario de CISDE.

UNA HIPOTETICA POSIBILIDAD DE COMBATIR
Ante el avance del yihadismo y su progresiva facilidad para desestabilizar diferentes entornos, como en Pakistán donde los talibanes están logrando imponer su criterio y opinión sobre las autoridades y el clero local, se hace necesario combatir a estos grupos a través de su propia dialéctica. Es posible, y a día de hoy necesario, utilizar elementos propagandísticos del propio islam para contrarrestar tanto la sharia como “desautorizar” a los nuevos líderes terroristas. Todo ello puede realizarse a través de la islamología y la aplicación de los mecanismos racionales del Islam, denominada Al-Halaf.

A modo de ejemplo se van a citar algunos hadices, la otra fuente religiosa que acompaña el Q´ran que pueden servir para “no santificar” a los líderes terroristas. El Hadit, singular de Hadices, es por simplificarlo una compilación de “dichos del Profeta Muhammad”. Se empezaron a redactar tras la muerte del Profeta y en el momento en que el Islam iniciaba su expansión, buscaban con ello dar respuesta a los problemas cotidianos donde el Q´ran no alcanzaba.

En aquellos momentos eran buscados y recogidos por los llamados Alfaquies, que eran tanto hombres como mujeres, y luego eran validados por un sistema llamado Isnad. Este sistema consistía en enlazar la transmisión oral de los mismos hasta el propio Muhammad, existe toda una jerarquía para asegurar su validez. La principal importancia de estos textos es que la Sharia está influenciada por ellos, puedes rebatir e incluso anular la interpretación Sharia más radical recitándolos.

Hadit legítimo transmitido por Muslim, Ibn Mayah y Abu Da´ud:

Narraron Abu Sa´id Al-Judri y Abu Huraira, que el Mensajero de Allah (Muhammad) dijo: Dijo Alláh exaltado sea: “La gloria es mi vestimenta y el orgullo es mi capa. Y quien me las dispute, he de castigarlo”.

Este texto es para combatir elementos de soberbia y puede ser utilizado contra clérigos y terroristas que estén realizando actividades aberrantes tomando el vano el nombre de Allah. Pues no hay más profetas en el Islam tras Muhammad, nadie puede contradecir esa autoridad para bien o para mal.

Hadit contra el personalismo o líderes carismáticos, legítimo trasmitido por Muslim:

Abu Huraira narró que el Mensajero de Allah (Muhammad) dijo: “Allah exaltado sea ha dicho: de entre todos los socios, yo soy quien no necesita asociación. Así, quienquiera que realice una obra en la que asocia otros a mí, se abandonaré junto a su acto de politeísmo”.

Esta línea se ve reforzada en este otro fragmento de hadit transmitido por Nasa´i e Ibn Mayah:

Abu Sa´id dijo: Quien no crea, que lea la siguiente aisar “Allah no perdona que se le asocie nada. Y perdona el resto a quien Él quiere. Quien asocia a Allah comete un pecado gravísimo”.

Hadit contra las intenciones no sinceras, es un fragamento de Hadit legítimo transmitido por Muslim y An-nasai:

Entonces Allah le preguntará: “¿Que has hecho con ella (la vida)?”. Él dirá “Luché por tu causa hasta que caí mártir”. Dirá (Allah)”Mientes. Luchaste para que se diga de ti un guerrero valiente”. Entonces será ordenado que sea arrastrado sobre su cara hasta ser arrojado en el infierno (Luego será juzgado).

Con esto se argumenta que las malas intenciones no deben ser “consentidas” bajo el nombre de Allah. Como puede ser matar indiscriminadamente a otros hermanos musulmanes o arrebatar injustamente una vida humana.

Respecto a esta línea existe un hadit contra los terroristas suicidas transmitido por Bujari y Muslim, se resumen en este fragmento:

”Mi siervo se apresuró hacia la muerte. Así que no he de permitirle entrar al Paraíso”.

Ha de entenderse que no todos los hadit son para una cosa u otra, la interpretación de los mismos es contextual. Por ello algunos Hadices bien argumentados nos pueden servir, pero en contra pueden hacer mucho daño en la discusión islamológica. Como ejemplo podemos citar este fragmento de hadit transmitido por Ibn Mayah e Ibn Hibban:

Allah cuestionará a su siervo: “¿qué es lo que te impidió cuando al ver un acto inaceptable, prohibirlo?” Hasta que Allah le inspire a decir: “¡Oh Señor! Espere por tu perdón y me alejé de (esa) gente”.

¿PARA QUE SIRVEN ESTOS TEXTOS?
No podemos combatir al enemigo sólo con los métodos usados hasta ahora, han demostrado que son insuficientes pues mientras la ideología siga viva el enemigo aparecerá en cualquier parte. Si en 2011 y 2012 con la Primavera Árabe se daba por hecho el fin de Al-Qaeda, hoy nuestros enemigos se han diversificado desestabilizando lugares mucho más cercanos a Europa. El siguiente movimiento puede ser en nuestra propia casa.

A día de hoy no se han destinado demasiados esfuerzos ni investigaciones a desmontar los argumentos yihadistas. El coste de no hacerlo es que están alcanzando unas cotas de influencia elevadas, de ahí el chantaje a los imames pakistaníes cuando condenaron el asesinato frustrado de Malala, o el intento de destruir los textos andalusíes en Mali. Las consecuencias catastróficas tanto para el mundo musulmán, como dentro de las fronteras occidentales, si logran imponer su interpretación del islam.

¿ESTO NO SE HA HECHO ANTES?
Si han existido en el Mundo Musulmán voces que han combatido Al-Qaeda y al Salafismo en General, lamentablemente o han desaparecido o están acalladas por coacción de los grupos terroristas. Ente ellos se deben destacar las aportaciones del jeque Abdel (Adil) Al-Kabani, ex-Imam de la mezquita Al-Haram de la Meca (Arabia Saudí), especialmente en una entrevista realizada al Canal Al-Arabiya el 12 de octubre de 2011, y del fallecido jeque Ibn Baz.

El Jeque Abdel Aziz Ibn Baz mereced especial atención pues fue el primer gran Imam en criticar abiertamente a Osama Bin Laden, entre otros documentos se ha de destacar su Obituario en el Diario The Independient del 14 de mayo de 1999. Este gran Muftí tiene el  “honor” de recibir la primera gran crítica de Osama Bin Laden en su primera declaración pública dirigida directamente a los musulmanes el 29 de diciembre de 1994.

Una declaración donde no sólo criticaba a este imam, también lo hacía al gobierno de Arabia Saudí y a este imam por apoyar los acuerdos de Paz de Oslo de 1993 entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel. El jeque Ibn Baz destrozó literalmente las argumentaciones de Bin Laden, alentó a la defensa de la vida (llamada Sakina en el Q´ram) alegando varias citas Coránicas y Hadices, además relató un hecho de la vida del profeta Muhammad el conocido como el Tratado de Hudaybiyyah (628 d.c.). Este tratado sirvió como ejemplo para justificar que es lícito llegar a acuerdos con los enemigos en favor de la paz.