LEYENDO

España incrementará el número de agregados militar...

España incrementará el número de agregados militares en el Sahel

Álvaro Vicente Palazón/ Madrid.

El Gobierno español apuesta por incrementar su presencia diplomática y militar en la región del Sahel a través de agregados militares, según anunció ayer el Director General de Política de Defensa (DIGENPOL), teniente general Juan Villamía. “Nuestra presencia e influencia en la zona es escasa”, reconoció durante la celebración de los cursos de verano de la Universidad Complutense, “pero el Sahel es ahora una prioridad”

“Tenemos que centrar nuestra actividad en aquellos lugares donde nuestra seguridad está en riesgo”. El plan de despliegue en la zona forma parte de una reforma de mayores proporciones en la distribución de los agregados militares. La difícil situación económica ha obligado al Ministerio de Defensa a marcar prioridades en el escenario internacional, donde mantiene desplegados a treinta y ocho funcionarios militares acreditados en más de noventa países.

La región del Sahel es, sin lugar a dudas, uno de los puntos calientes más próximos a nuestro país. Desde hace unas semanas, movimientos islamistas radicales se han hecho con el control de una extensa zona al norte de Malí. Por si fuera poco, dos cooperantes españoles permanecen retenidos por una organización escindida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) desde que el pasado 23 de octubre fueran secuestrados en un campamento de refugiados saharauis en Rabuni (Argelia). Las negociaciones para lograr su liberación se vieron interrumpidas tras la irrupción de los movimientos yihadistas en el país vecino.

Avance en los acuerdos bilaterales
El Director General de Política de Defensa anunció ayer que el Ministerio está negociando la firma de 60 acuerdos bilaterales, lo que supondría un salto considerable respecto de los cuatro que mantiene actualmente con Estados Unidos y con los países de su entorno; Marruecos, Portugal y Francia. El teniente general reconoció que España necesita impulsar la firma de acuerdos bilaterales al margen de los compromisos ya contraídos con las organizaciones internacionales; “es la única forma de tener influencia en el mapa mundial”.

Villamía defendió el “importante papel” que cumplen las políticas de seguridad y defensa en las relaciones internacionales y que “no se limitan al trabajo de las Fuerzas Armadas en las misiones de paz”. Se refirió concretamente a la tarea desempeñada por la diplomacia de defensa, que “garantiza un entorno pacífico y crea las condiciones para que otros ámbitos distintos de la acción exterior puedan llevarse a cabo”. Entre otros proyectos, destacó los programas de enseñanza militar que se desarrollan en nuestro país con efectivos extranjeros de Latinoamérica y Afganistán.

“Yo siempre digo que invertir un euro en diplomacia de defensa te permite ahorrar diez euros en misiones”, confesó Villamía. Según sus propios cálculos, el presupuesto que destina el Ministerio de Defensa a tareas de diplomacia militar no supera los 3 millones de euros.


ARTÍCULOS RELACIONADOS