LEYENDO

Fragata F-110, revolución tecnológica al servicio ...

Fragata F-110, revolución tecnológica al servicio de la Armada

«Una auténtica revolución tecnológica está a punto de llegar». Con estas palabras inicia el nuevo vídeo promocional que Navantia ha presentado para mostrar algunas de las principales capacidades de la fragata F-110, el nuevo buque de la Armada española que está llamado a reemplazar a las F-80.

Fragmento del vídeo promocional de la Fragata F-110/Navantia

Se trata del primero de una serie de vídeos promocionales sobre la F-110 que Navantia irá publicando cada mes a lo largo de este año 2021. En apenas dos minutos de duración desgrana las carácteristicas más importantes que hacen único a este buque de vanguardia: armamento antiaéreo, antisubmarino y de superficie; espacio multimisión con sistema de carga de embarcaciones y vehículos no tripulados; mástil integrado, con innovadores sensores y radares de protección; gemelo digital, el corazón del buque inteligente; y la más avanzada tecnología en ciberseguridad.

El programa de las fragatas F-110 constituye el principal objetivo de la Armada española en el marco del ciclo 2017-2025. Bajo la denominación “Futuro buque de escolta Fragata F-110”, el objetivo de este programa es dotar a la Armada con un buque de escolta polivalente, diseñado para escenarios de alta intensidad, con una importante capacidad de combate en todas las áreas principales de la guerra, y especialmente en los perfiles de protección de la fuerza y proyección del poder naval.

Fragmento del vídeo promocional de la Fragata F-110/Navantia

Por su diseño se trata de un modelo con un alto grado de versatilidad, capaz de actuar tanto en el ámbito conjunto como en el combinado, ya sea frente a amenazas convencionales o asimétricas en el marco de unos escenarios cada vez más dinámicos y complejos.

España no es el único país inmerso en la renovación de su flota. Las armadas de países como EE.UU, Australia, Corea del Sur o Reino Unido también trabajan en la modernización de sus fuerzas navales mediante fragatas multirol que se adapten a cualquier tipo de misión.

Con 145 metros de eslora, 18 de manga y 6.100 toneladas de capacidad de desplazamiento, sus creadores describen a las F110 como uno de los modelos que mejor encaja en este nuevo concepto de buque multipropósito con alta capacidad ofensiva y de supervivencia.

CARACTERÍSTICAS

Tal y como se aprecia en el vídeo de la compañía, uno de los elementos más novedosos que incorpora en su diseño es el mástil integrado que se levanta sobre el puente de mando dominando la cubierta. Este diseño permitiría reducir al mínimo la sección radar para que las F-110 operen con el máximo sigilo, dificultando que el adversario pueda detectar su presencia.

Características de la Fragata F-110/Navantia

Otro de las características protagonistas es la completa gama de sensores de última generación con los que están equipados este tipo de embarcaciones. El pasado año se materializaba el acuerdo con Indra para equipar las F-110 con sus sistemas de defensa electrónica y radares de vigilancia. Según fuentes de la multinacional española, las F-110 contarán con unas capacidades muy superiores a las del resto de buques de su clase en materia de sensores.

El radar primario en banda S (capacidad de vigilancia aérea y de apoyo en combate antiaéreo a máximo nivel) es un radar de estado sólido basado en nitruro de galio (GaN), completamente digitalizado y construido con centenares de pequeños bloques independientes que le confieren una potente capacidad multifunción para simultanear tareas. Esto permitirá a las F-110 operar como radar de largo alcance e integrar el control de los misiles, mientras fija el seguimiento sobre múltiples blancos, todo al mismo tiempo.

El combate de superficie y el aterrizaje de helicópteros en cubierta, estará respaldado por un radar Prisma 25X. En palabras de sus responsables, las cuatro facetas planas (sustituyendo al radar giratorio) contribuyen a la discreción reduciendo la sección radar. La tecnología de barrido electrónico activo (AESA) de estado sólido, junto con su capacidad de procesamiento, permitirá dirigir y controlar el haz de cada una de sus facetas con gran agilidad y de forma independiente.

Fragmento del vídeo promocional de la Fragata F-110/Navantia

Estas características posibilitan la exploración del entorno con una enorme libertad y precisión. Se trata de un radar multifunción, que permitirá a la tripulación “vigilar los movimientos de blancos de superficie y aeronaves que vuelen a baja altura mientras rastrean la presencia de periscopios de submarinos, dan apoyo al combate de superficie y respaldan el aterrizaje de un helicóptero en cubierta”.

El sistema IFF participará de la identificación de aeronaves aliadas y enemigas para evitar fuego amigo. Según la directora del Programa de Plataformas Navales de Indra, “este sensor estará basado en tecnología de barrio electrónico activo (AESA) de estado sólido de última generación (GaN). Incorpora múltiples modos de identificación militares y civiles y un sistema adicional de identificación pasivo conocido como ADS-B”.

En materia de defensa electrónica, la tecnología de Indra rastreará la banda de comunicaciones y la banda radar. “El sistema detectará e identificará cualquier buque, submarino o plataforma aérea o terrestre cercana y estará preparado para burlar múltiples amenazas simultáneamente. Impedirá que el adversario detecte su posición, dificultará sus comunicaciones y cegará los sistemas de guía de misiles”.

Para cumplir su misión empleará técnicas de interferometría completamente digitalizadas, capaces de combinar las señales recogidas por distintas antenas y sensores para generar una conciencia de situación mucho más precisa.  En este punto jugarán un papel fundamental las innovaciones en materia de “inteligencia artificial y hardware adicional para la recopilación de datos de forma masiva e identificar las señales más complejas”.

Las F-110 incorporarán novedosas técnicas y algoritmos de superresolución para la detección de comunicaciones enemigas “que tratan de ser confundidas con ruido mediante el uso del espectro radioeléctrico de forma expandida (Direct Sequence Spread Spectrum, DSS)».

En cuanto a capacidad de protección a muy baja altura, contarán con un sistema frente a misiles “rozaolas” o enjambres de embarcaciones, con los que frecuentemente se intenta impactar en la línea de flotación de los navíos.  Según la compañía, el IRST i110, denominación que recibe el sistema que han desarrollado junto a Tecnobit, “representa un salto tecnológico de enorme magnitud. Mediante un sistema fijo, sin partes móviles, ofrece una vigilancia de 360º simultánea, en todo momento, y cubre el espectro visible e infrarrojo de largo y corto alcance. Cuenta además con capacidad de telemetría. Su misión es detectar, reconocer e identificar cualquier objeto susceptible de representar una amenaza”.


Analista de inteligencia. Especializado en análisis del entorno de la información y Defensa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS